La hora de la comida es algo que los mexicanos tomamos muy en serio

 

Tan en serio que a la hora de elegir nuestro platillo del día, tenemos que evaluar toda la oferta gastronómica para saber qué pedir. Entre el mole, las chalupas, los sopes, el pollo pibil y los chiles rellenos, la elección se vuelve complicada y probablemente acabemos pidiendo un platillo extra para compartir. Gracias a las recetas que nuestros antepasados dejaron y que ahora nosotros preparamos, la comida mexicana se ha vuelto única, al igual que ciertos procedimientos de elaboración. No es sorpresa entonces que la gastronomía de nuestro país sea un patrimonio tangible y delicioso. Es por eso que no te puedes perder estos 10 platillos mexicanos.

 

platillos mexicanos

Foto: Eficaz Studio

1.- Chiles en nogada

Este plato típico y protagonista de la fiestas patrias, nació en 1821. Consta de un chile poblano relleno de carne molida (guisada con frutas), bañado en crema de nuez y adornado con granada.

Sus colores representan la bandera de México y su historia es un tanto peculiar. Se dice que cuando el ejército trigarante estaba en el estado de Puebla, rumbo a la Ciudad de México, tras haber firmado el tratado de Córdoba, las monjas de Santa Mónica prepararon este platillo para recibir al ejército.

 

chiles en nogada

Foto: baldhor

2.- Mole

Este es el platillo más valorado por los mexicanos, su historia se remonta a la época prehispánica, donde las antiguas civilizaciones preparaban un “mulli” o mezcla para ofrecer a los grandes dioses.

También es un platillo de mucha elaboración, ya que para formar una buena pasta de mole se necesitan aproximadamente 20 ingredientes como: chocolate, ajonjolí, cacahuate y diferentes tipos de chiles, entre otros ingredientes.

En México la variedad de moles es basta, se calculan aprox. 50 tipos de moles entre los que destacan: el mole prieto, verde, blanco, mole de olla y mole almendrado.

 

Lee: Receta de mole poblano tradicional mexicano

mole

Foto: Mexikanisches Restaurant Alcatraz

 

3.- Sopes, Chilaquiles, Huaraches

¿Te has puesto a describir cada uno de los platillos siguientes? Sopes, Chilaquiles, Huaraches. ¿Cómo empezarías?

Sabemos que cuando empieces a describirlos comenzarás diciendo que es tortilla, salsa, queso y crema… aunque sabemos que pueden ser de pollo, tinga, o algún otro guisado. La base de distintos platillos mexicanos es la tortilla. La variación está en el grosor y forma de la misma.

Aquí hay una pequeña lista de los platillos que tienen como base, tortilla, queso y crema: empanadas, chilaquiles, quesadillas, tostadas, huaraches, enchiladas, sopes… ¿lo ves?

 

Foto: LukaLooks

4.- Tipos de chile

Si viajas al extranjero, lo primero que te preguntarán es: ¿Comes mucho chile? ¿Si pica mucho de verdad? A lo que tendrás que responder con una cátedra sobre el tema, por eso aquí te dejamos una pequeña y sencilla explicación.

En México se calcula que tenemos más de 64 tipos de chiles, tan sólo en el estado de Oaxaca se encuentran 25 tipos de estos. Los más populares son: chile serrano, chipotle, jalapeño, ancho, de árbol, habanero, seco, poblano, cascabel, entre muchos más.

Algunos son parte de la elaboración de diversos platillos y otros son elegidos para la preparación de salsas o para rellenar. Así que cuando te pregunten de nuevo, ya sabrás qué decir.

 

Foto: Juliet Earth

5.- Tortillas

Ninguno de los platillos mexicanos está completo sin sus tortillitas recién hechas. Por suerte es uno de los complementos de la comida mexicana que han sobrevivido sin cambio alguno desde la época precolombina, hace más de 500 años.

Nosotros como mexicanos, sí que hemos sabido rescatarlo y explotarlo debido a la variedad de maíz que existe. Tenemos tres tipos de tortillas: las de maíz blanco, azul y morado. La próxima vez que tomes una tortilla piensa que estás comiendo el resultado de una receta milenaria.

 

Foto: Lucas

¿Qué tanto sabes sobre las quesadillas? Lee: Tipos De Quesadillas En México

6.- Chocolate caliente

Antes de que leas el dato curioso de esta bebida, te dejamos saborear esta frase:

 

“Qué tan santo es el chocolate, que de rodillas se muele, juntando las manos se bate y mirando al cielo se bebe.”

 

Seguro ya sabes que el chocolate es una bebida que se ofrecía en las ceremonias importantes de diversas culturas precolombinas y era bebida únicamente por los cargos mayores de cada civilización.

Sin embargo, la verdadera bebida mexicana es preparada con agua, no con leche; lleva picante, pimienta y se toma sin azúcar. Otro dato curioso es que el cacao que se utiliza en esta preparación, debe ser chocolate amargo 90% puro.

 

Foto: Alejandro Camarillo

También el café mexicano es muy bueno, lee: Los Secretos Del Café Mexicano

7.- Tamales

La palabra proviene del náhuatl “tamalli” que significa envuelto. Es un plato indígena a base de masa, relleno de algún guisado de pollo o cerdo, y puede ser envuelto en hojas de plátano, maíz, maguey, aguacate o bijao. Cada región de México tiene un tipo de tamal; pueden llevar, queso, frijoles o incluso algunas especias molidas en la masa.

 

Foto: Tri

8.- Atole

El nombre de esta preparación también proviene del náhuatl “atolli”, que quiere decir: aguado. Sabores hay infinidad: de arroz, chocolate, fresa, guayaba, piña, entre otros.

Fueron los aztecas los primeros en preparar esta bebida, hirviendo el maíz con agua hasta espesarlo. Lo condimentaban con cacao, chile y miel de abeja. Un buen atole siempre viene acompañado de un buen tamal, ¿a poco no?

 

Foto: Bosque Village

Los churros acompañan bien al atole, lee: Receta De Churros Caseros Tradicionales

9.- Esquites

Los mexicanos somos expertos en satisfacer ese antojo que no sabemos de qué es, pero sí sabemos con qué llenar.

Para eso están los esquites. Su nombre deriva del náhuatl “izquitl”, que significa tostar y ya sabemos la preparación tradicional: mayonesa, queso, limón y chile en polvo.

También en el centro del país se acostumbra cocer el grano con hojas de epazote, que le da un sabor especial. Sin duda este “antojito” es el más popular en ferias gastronómicas y celebraciones populares del país.

 

Foto: Maria Eugenia Delahanty

10.- Salsas

Así como hay muchos tipos de chile, obviamente la variedad de salsas es infinita.

Todos alguna vez hemos comido salsa roja, verde, de chile morita, habanero, chipotle, chile seco entre otras,. El origen de estas es autóctono y algunas son de origen extranjero, debido a las colonizaciones y al mestizaje. Las salsas no sólo sirven para aderezar o, como decimos los mexicanos: “darle sabor a la comida”. También forman parte de la preparación de muchos platillos, incluso hay unos que literalmente van bañados en salsa de… (elige la tuya).

Somos expertos en cubrir todo tipo de alimentos con este complemento, desde taquitos hasta guisados. Una buena salsa jamás debe faltar en la comida.

 

Hay mucho más que saber sobre las salsas, lee: Las Imperdibles Salsas Mexicanas

 

Foto: A taste with taste

Ya tienes estos datos sobre los platillos mexicanos, así que la próxima comida puedes compartir esta información con amigos y familiares y verte como todo un experto sobre los platillos anteriores. Eso si, no olvides las tortillas y la salsa. ¡Buen provecho!

 

¿Conoces otros platillos mexicanos que consideres imperdibles para agregar a la lista? Compártelo con nosotros en los comentarios.

 

platillos mexicanos