Cuando la naturaleza prospera 

Todos ganamos 

Volver a casa. Para nosotros puede significar un momento de paz después de un largo día de trabajo, un respiro después de alguna aventura o compartir una sonrisa con alguien después de demasiado tiempo. En su mayoría, volver a casa significa paz y tranquilidad para el alma (a menos que te toque entregarle un reporte a tu mamá…). ¿Puedes imaginar lo que significó para la guacamaya roja volver a su hogar después de no haberlo visto desde 1935?  

Así fue como en 2013, 27 guacamayas fueron reintroducidas a la Selva Lacandona gracias al esfuerzo de cientos de personas y un sueño que surgió en Xcaret. En vista del éxito obtenido en 2013, los esfuerzos han continuado y se han multiplicado de manera que para el día de hoy (mientras escribo este blog) se han reintroducido 293 ejemplares a la selva.  

También te puede interesar: 10 cosas sobre las guacamayas de Xcaret

Volver de la extinción, recuperar su hogar, prosperar en sus tierras y volver a casa. Me recuerda mucho a la historia de “El Hobbit” y cómo ayudó a los enanos a recuperar su añorado hogar. Se podría decir que la hazaña fue algo similar, aunque con menos seres fantásticos, pero el mismo esfuerzo. Se trata de un auténtico logro y una muestra de todo lo que podemos lograr cuando convivimos y colaboramos en paz con la naturaleza.  

Por supuesto, este es un programa que ha llevado mucho tiempo. No basta con reproducir y soltar animalitos, no. Es mucho más que eso. Fueron casi 20 años de proyecto antes de que se lograra la primera reintroducción. Muchos estudios, expertos de las mejores universidades de México, colaboración con parques en los estados de donde son originarias las guacamayas y sobre todo mucho amor y dedicación a un proyecto que inició como un sueño. ¡Hasta dos Récord Guinness conseguimos!  

Podríamos ver el Programa de Conservación de la Guacamaya Roja, a grandes rasgos, como una serie de pasos, o más bien un ciclo, pues aún después de su reintroducción, se siguen estudiando los ejemplares para asegurar su supervivencia y prosperidad en la selva. En el siguiente cuadro podrás seguirlos uno a uno.  

programa-de-conservacion-guacamaya-roja-xcaret

¡Incluso una vez en la selva, las guacamayas tienen que pasar por un proceso de adaptación y entrenamiento para sobrevivir y prosperar por sí mismas en el mundo salvaje! 

Como te platicaba, para que este proyecto fuera un éxito, se han necesitado muchos años de trabajo y múltiples estudios de varias áreas. Para ilustrar mejor todo este esfuerzo, te comparto esta línea de tiempo que nos lleva desde la aparente extinción de la especie hasta su triunfal regreso a la vida salvaje.  

guacamaya-roja-linea-del-tiempo-xcaret

La reintroducción fue un éxito. Después de la primera reintroducción, se continuó con un arduo trabajo de monitoreo y estudio de las aves en su entorno salvaje. Los números fueron enormemente positivos, por lo que esta hazaña nos llena el presente de optimismo, abre la puerta para nuevos proyectos y nos permite pensar en nuevos sitios y especies a las que podemos empezar a ayudar desde ahora.

Más del archivo: Guacamaya roja vuela libre en México

Gracias a el éxito de nuestra primera reintroducción, el Programa de Conservación de la Guacamaya Roja en Xcaret ha continuado y sus números al día de hoy se ven así:  

guacamaya-roja-xcaret-numeros

Como todo en la naturaleza, este pequeño éxito (o bastante grande más bien) significa un efecto positivo a una escala mucho más grande. Como te decía, abre puertas para explorar nuestras posibilidades de ayuda en nuevas áreas y diferentes especies, pero además, la naturaleza misma se encarga de prosperar mientras nosotros la respetemos.  

Por ejemplo, la reintroducción de las guacamayas a la selva no solo significa beneficios para su especie y para que nuestros nietos puedan conocerlas, sino que ellas mismas juegan ahora un importante rol en la reforestación del área. ¡Si! La guacamaya es naturalmente transportadora de semillas, por lo que, al volar libre en la selva, las esparce por el suelo, aportando una vez más a la vida.  

Cualidades como esta nos muestran la perfección de la vida natural y de sus ciclos. Además, nos enseña sobre la importancia de cuidarla, respetarla y más aún ahora, ¡de ayudarla!  

En Xcaret, queremos aportar nuestro granito de arena para la conservación de las especies. Y a ti, ¿qué otro programa de conservación del parque te gustaría conocer?