Aprende sobre conservación del océano y sus arrecifes de coral

y lo que hace Grupo Xcaret por esta causa

Los arrecifes de coral son ecosistemas sumamente bellos creando paisajes marinos maravillosos. Existen una variedad increíble de aproximadamente 6,000 especies de corales en todo el mundo y solo en México habita el 10% de su población ubicados en el Océano Pacífico, Golfo de México y el mar del Caribe. De hecho, nuestro país, específicamente el Caribe, comparte la segunda barrera arrecifal más grande del mundo, el Sistema Arrecifal Mesoamericano junto con Belice, Guatemala y Honduras. 

La importancia de la conservación del coral es clara, actualmente más del 10% de los arrecifes del mundo se encuentran deteriorados gravemente. Dicho daño ha sido causado por muchos factores, principalmente antropogénicos, tales como: destrucción física debido a barcos o construcción de canteras, descargas de desechos tóxicos al mar, la sobre explotación de la pesca, entre otros. Sin embargo, uno de los peores efectos que causa la actividad humana sobre estos ecosistemas marinos son el blanqueamiento de los corales, acidificación de océanos y, recientemente, el síndrome por pérdida de tejido.  

Hablemos del blanqueamiento del coral  

El blanqueamiento del coral provoca, como su nombre dice, la pérdida de los bellos colores en él, dejándolo como un lienzo en blanco. Dichos colores brillantes existen debido a algas microscópicas con el nombre de zooxantelas. Estas viven dentro del coral y tienen una relación donde mutuamente se ayudan para la supervivencia en el ambiente; las zooxantelas le proveen nutrientes importantes que derivan de la fotosíntesis que realiza esta microalga pues contribuyen a la producción de los esqueletos de carbonato de calcio, mientras que el coral le ofrece un ambiente protegido y seguro además de proveer nutrientes, como el amoniaco, que son parte del metabolismo del coral, y las zooxantelas lo utilizan como fuente de energía. 

Con esta información en mente, se puede hacer una relación donde el aumento de la temperatura en el océano provoca el estrés de los corales por lo que expulsan dichas algas haciendo que los colores se desvanezcan, dejando expuesto su original color de la estructura subyacente de carbonato de calcio de los pólipos o en pocas palabras blanco. Esta decoloración hace que los corales dejen de consumir los nutrientes importantes que recibían con la ayuda de las zooxantelas por lo que al final mueren. Por lo tanto, los corales son muy sensibles ante los cambios de temperatura, ya que solo pueden vivir en aguas de entre 18 y 30 grados Celsius, el incremento de tan solo 1 grado Celsius puede causar un blanqueo en el coral.  

¿Qué es la acidificación de océanos? 

Por otro lado, la acidificación de océanos es el cambio de proporción en el dióxido de carbono de los océanos. La cantidad de dióxido de carbono en la atmósfera está en armonía con la cantidad que hay en el agua del mar, es por ello que cuando en la atmósfera la cantidad aumenta, la del océano hará lo mismo. Ahora, el exceso de dióxido de carbono que tiene el océano reacciona y forma ácido carbónico, el cual aumenta la acidez. 

Anualmente, los océanos absorben aproximadamente un cuarto del dióxido de carbono emitido por la combustión de combustibles fósiles como el petróleo, carbón y gas natural. Desde 1760, la acidez de los océanos ha aumentado un 30%, un porcentaje diez veces mayor a lo ocurrido durante millones de años. Lamentablemente, se prevé que, para finales del siglo, los niveles de acidez en los océanos vayan a aumentar un 40% más con respecto a los niveles actuales. 

Pero ¿en qué afecta a los corales este fenómeno? El aumento de acidez está ligado con valores bajos de pH reduciendo así la disponibilidad de sales iones disueltos que los corales necesitan para formar la estructura de carbonato de calcio. Por consiguiente, el crecimiento de los arrecifes de coral se vuelve más lento. Si aumenta la acidificación, los esqueletos de los corales pueden llegar a disolverse por completo. 

¿A qué se refiere con síndrome por pérdida de tejido? 

El síndrome de pérdida de tejido de coral (SCTLD por sus siglas en inglés) es una enfermedad letal que se ha propagado rápidamente en el Océano Atlántico, específicamente, en el Mar Caribe causando una alta tasa de mortalidad en los arrecifes de coral. A diferencia del blanqueamiento de coral, esta enfermedad afecta a más de 20 especies de corales conocidos como “coral cerebro” y “corales masivos” Actualmente, se desconoce la causa de dicha enfermedad, por lo que científicos y varias instituciones se encuentran trabajando en conocer su causa y por consiguiente, tratamiento a seguir.   

Como su nombre lo menciona, los corales pierden su tejido quedando su esqueleto al desnudo ocasionando su muerte en un periodo de tiempo muy corto; la pérdida se manifiesta con un anillo o parches blanco de rápida expansión. La enfermedad irradia hacia afuera matando al coral, desprendiendo todo su tejido haciendo que sea colonizado por sedimento o tapetes algales. 

La enfermedad de desprendimiento de tejido vivo no debe ser confundida con el blanqueamiento de coral, ya que esta última es una respuesta al estrés principalmente causado por el aumento en la temperatura del agua.

¿En qué afectan las enfermedades del coral al ecosistema? 

Las enfermedades del coral pueden llevar a cabo una reducción general de la cobertura de coral vivo y reducir la densidad de colonias. En casos extremos, los brotes de enfermedades pueden iniciar cambios de fase en las comunidades dominadas por el coral a las algas. También pueden causar cambios significativos en las tasas de reproducción, tasas de crecimiento, estructura de la comunidad, diversidad de especies y abundancia de organismos asociados a los arrecifes.  

Ahora bien, estas enfermedades no son algo que deban tomarse a la ligera, debido a que una vez que se completa el proceso es inusual que se regenerenLos arrecifes de coral les brindan un hogar a miles de organismos marinos como por ejemplo a diversas especies de peces, cangrejos, tortugas marinas, medusas, estrellas de mar, algunos tiburones, para no hacer el cuento más largo, estos ecosistemas son habitados por una gran cantidad de biodiversidad acuática. Es una zona donde dichos animales están protegidos ante los depredadores, a medida que los corales se deterioran los animales se quedarían sin un espacio seguro en donde vivir.  

 

Lo anterior fue en cómo afecta en el mundo animal, en cuanto al humano, los corales sirven como una barrera natural en contra de las fuertes olas de mar que azotan la costa ayudando a que sean más seguras. Por lo tanto, al terminar con el tiempo de vida de los corales, se conduce a la alternativa de que los humanos tengan que construir dichas barreras dañando aún más el ambiente, además de ser menos efectivas. Por otro lado, como no hay arrecifes con vida, los peces no tienen dónde reproducirse y desarrollarse entonces la pesca se ve afectada, con ello la economía del lugar y el sustento de alimentación de las personas a sus alrededores. Eso sin hablar de uno de los sectores con mayores ingresos en México: el turismo. Los arrecifes de coral están relacionados con el crecimiento del turismo debido a todas las demandantes actividades recreativas acuáticas como el snorkeling para ver la hermosura de los corales

¿Prefieres ver un cementerio de corales o un espectáculo de magníficos colores? 

¿Qué podemos hacer para proteger los corales? 

Como turistas, al vacacionar hay diversas formas de ayudar a la conservación de los corales: 

1.- Practicar buceo con personas capacitadas y equipo seguro.
Los corales son un “mírame y no me toques”, pero ahora en el sentido literal de la palabra, es importante no tocarlos, ya que son muy delicados. Es recomendable mantener su distancia y disfrutar de la vista. 

2.- Utiliza un bloqueador solar biodegradable.

Existen ingredientes en los bloqueadores solares que pueden dañar el ambiente marino. El uso de protectores solares con óxido de zinc u óxido de titanio son más inofensivos.

Para saber más acerca del uso adecuado de bloqueador solar checa nuestro artículo de Todo sobre protección solar responsable

3.- Desecha la basura correctamente.
En la casa, en la playa, básicamente en todos lados, haz uso de las famosas tres “R” (Reduce, Reutiliza y Recicla). Además, cuando se tire la basura, hay que hacerlo adecuadamente en los contenedores correspondientes, no en el piso o peor aún directo al océano.

4.- Haz ruido.
Se necesita concientizar a las personas del problema que está sucediendo. Busca informarte aún más de los arrecifes de coral, involucra a la sociedad. Mientras más personas estemos preocupadas y dispuestas a ayudar, más rápido será erradicado el problema. 

¿Qué está haciendo Grupo Xcaret para ayudar a la conservación de corales? 

Desde el año 2020, el Acuario de Grupo Xcaret en conjunto con el Centro Regional de Investigación Acuícola Pesquera del Instituto Nacional de la Pesca (CRIAP-INAPESCA) y el Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la UNAM están involucrados en un proyecto para mitigar el impacto causado por el síndrome por perdida de tejido en el Caribe Mexicano. Una de las acciones prioritarias que se identificó, fue la conformación de un banco genético de tejido vivo y gametos de coral para el resguardo de material vivo y su crioconservación. 

En el 2021, se invitó a Flora, Fauna y Cultura de México A.C. para que en conjunto con el Acuario de Grupo Xcaret, CRIAP-INAPESCA y el ICML-UNAM refuercen las acciones emprendidas contra esta enfermedad, las cuales destacan a continuación: 

  1. Como se había mencionado anteriormente, la recolección de gametos para realizar reproducciones asistidas de varias especies de corales. 
  2. La creación de bancos genéticos rescatando colonias de corales sanos, cuidando eficientemente de ellos y una vez que desovan, se colectan los gametos para así continuar con el programa de reproducción de corales. 
  3. Se realiza una aplicación de tratamiento por medio del rescate de colonias afectadas por la enfermedad para ser trasladadas a una granja de corales y así iniciar la utilización de diferentes tratamientos a pequeña escala para atender la enfermedad y lograr su recuperación. 
  4. La educación ambiental es indispensable para el cuidado de los corales y conocer la situación actual de nuestros océanos. Dar información confiable acerca de las diferentes acciones responsables y participar en programas de protección. 

Se sigue investigando los tratamientos adecuados para disminuir el impacto que ocasiona esta contingencia marina que está destruyendo la belleza y vida de los arrecifes de coral. Las alianzas entre diferentes instituciones y sectores son fundamentales para atender esta enfermedad de manera integral.  

Es importante no quedarse atrás, pequeñas acciones pueden realizar grandes cambios en nuestro medio ambiente. Realmente, se necesita una acción global para resolver la problemática del calentamiento global, y así evitar la extinción de los arrecifes de coral. Al terminar de leer este artículo, has completado el primer paso para realizar el cambio, ahora toca seguir investigando, involucrarse en los planes de acciones que tiene el país para resolver esta problemática. Tienes la capacidad para hacer la diferencia, la pregunta es ¿quieres hacerla? 

Comparte esta artículo y ayuda a pasar la voz sobre la conservación de corales.