Así se vivió el regreso de la mejor carrera de obstáculos en la Riviera Maya 

En Xplor Park. 

Por fin pudimos disfrutar del regreso Bravest Race, la carrera de obstáculos que Xplor Park realiza cada año, y fue mucho mejor de lo que esperábamos. Después de dos años sin vivir este gran evento a causa de la pandemia, Bravest Race edición Nómada, fue lo que muchos esperábamos para volver a sentirnos fuertes y con nuevos retos por cumplir. Algunos la corrimos por primera vez, y muchos otros la repitieron por segunda, tercera y hasta cuarta ocasión. Te contaré los mejores momentos de la carrera Bravest Race nómada en Xplor. 

Si eres amante de la adrenalina, la aventura, eres intrépido, o simplemente te quieres poner a prueba y no sabes de qué se trata Bravest Race, esto es para ti. 

Empecemos por lo primero, ¿qué es la Bravest Race? 

Es una carrera de diferentes obstáculos por aire, tierra, agua, y cavernas en Xplor Park. Cada año tiene un concepto diferente, y este año nos tocó convertirnos en Nómadas, corriendo más de 5 kilómetros en medio de la selva, saltando y nadando en cenotes, arrastrándonos en lodo y escalando con mucho estilo diferentes rampas. 

Mi experiencia corriendo la Bravest Race por primera vez 

Tenía muchas ganas de correr esta carrera desde hace mucho tiempo, y este año fue mi primera vez dándolo todo, y literal lo di todo. La comunidad de corredores que participan tiene una energía increíblemente contagiosa, y a pesar de ser una competencia, se puede sentir el espíritu de unión y apoyo durante todo el recorrido.  

Algunos Bravest Runners (así se le llamas a los corredores) se inscriben en equipo, otros lo hacen individual, otros van acompañados por sus parejas, cada uno tiene un objetivo diferente para correr, y eso lo hace más divertido y emocionante.  

 ¿Cualquiera puede correr una Bravest Race? 

Es importante mencionar que no necesitas ser un atleta de alto rendimiento para correr, pues como ya te platiqué, el chiste es divertirse y pasarla muy bien. Lo que sí te recomiendo es que entrenes con meses de anticipación corriendo diario, y rutinas de ejercicio para que puedas terminarla satisfactoriamente porque es una carrera que requiere mucho esfuerzo físico y energía 

El tiempo para terminarla depende totalmente de ti, de la velocidad a la que vayas y el tiempo que te tomes venciendo cada obstáculo. Mi mayor consejo es que la disfrutes mucho y te inspires de quienes corren junto a ti.  

Se respira energía.

Los mejores momentos de la edición 2022: Bravest Race Nómada 

La Bravest Race de este año estuvo muy divertida y emocionante, todos los corredores estaban ansiosos por regresar y poner a prueba sus habilidades nómadas. Desde el inicio se sentía la alegría, energía y entusiasmo de todos.  

Algunos iban disfrazados, otros tenían bien puesta la playera oficial de la Bravest Race, los que compitieron en equipo usaron sus propias playeras, y otros quisimos correr con ropa deportiva cómoda, pero todos con el mismo objetivo, obtener nuestra medalla.  

Los puestos de comida y tiendas de prendas deportivas rodeaban el escenario en el que un grupo musical y animadores motivaron a todos los competidores en cada oleada. Todos pintados de la cara con su propio estilo y diseño, calentaron previamente antes de su hora de salida y se prepararon mentalmente para dejarlo todo en cada obstáculo. 

Ni se diga de las gradas, las porras de todos los familiares y amigos que iban apoyando a sus equipos y competidores, llenaron de ánimo a cada uno de ellos. 

Además, que tuvimos la oportunidad de correr junto a grandes atletas que fueron como invitados de parte de la Bravest Race. Alely Hernández, David Juárez “La Bestia” Ana Lago y Eduardo Barquin le pusieron sabor a la competencia. Y vaya que demostraron de qué están hechos.  

La experiencia corriendo por la tierra, por debajo, en el aire y en el agua. 

No teníamos idea de lo que nos esperaba antes de cruzar la línea de salida, pero no tardamos mucho en darnos cuenta de qué iba a tratar cuando llegamos al primer obstáculo que lucía muy sucio y retador: charcos de lodo. Y entonces nos dimos cuenta que no llegaríamos ni limpios, ni secos a la meta.  

Los siguientes kilómetros estuvieron muy divertidos, había rampas para deslizarte, para escalar, rastreras de lodo, saltos en obstáculos pequeños, pero también altos. Deslizarnos en resbaladillas y toboganes que tenían como destino los cenotes de Xplor, y caminar dentro de cavernas oscuras inundadas fue una experiencia realmente retadora, digna de un nómada.  

El salto de valor a la mitad de la carrera te devolvía la energía para continuar la segunda mitad de la carrera. Pero la mejor parte fue la sorpresa del día, con la inauguración de la nueva alberca de olas del Parque, que se sumó como parte de los obstáculos a vencer.  

Ya, por último, la rampa final que te acercaba más a tu medalla, fue uno de mis obstáculos favoritos, estaba a unos pasos, un impulso y mucha fuerza para terminar tan cansada pero increíble experiencia. Estoy segura que todos dimos más de nuestro 100%. 

Encontramos muchos tenis que perdieron la batalla en el camino y no pudieron continuar junto a los nómadas que los portaban. También vimos a muchos valientes atravesar los cenotes, nadar en los ríos subterráneos, y deslizándose en las resbaladillas sin chaleco, otros corredores como yo, optamos por más comodidad usando uno.  

Cada obstáculo tuvo su grado de dificultad, pero todos estuvieron muy divertidos. 

Bravest Fest para celebrar 

Los Bravest Runners que obtuvieron su entrada VIP, tuvieron la oportunidad de disfrutar de la Bravest Party, una pequeña fiesta para disfrutar al finalizar su carrera, para consentirse con comida y bebida que estaban incluidas en su entrada.  

Xplor Park se lució con la organización y planeación de la ruta, el staff muy motivador alentándonos a continuar cuando las piernas se empezaban a cansar. Durante todo el recorrido había estaciones de agua para hidratarnos, y los nómadas haciendo su aparición para ponerle risa a los retadores momentos. 

Y para cerrar con broche de oro, obtener el paquete de fotos en las que estuvimos posando durante todo el camino, sonriendo a los agradables fotógrafos que capturaron nuestros rostros apasionados, cansados, emocionados pero muy felices.