Transfórmate en un Bravest Runner 

Déjame decírtelo: ¡sí puedes lograrlo! 

¿Por qué elegí realizar la Bravest Race? Fácil, no lo hice. Las circunstancias de mi participación estuvieron muy alejadas a ser algo voluntario y, sin embargo, fue uno de los mejores días de mi vida.  Aquí te comparto un poco de mi experiencia corriendo la Bravest Race Evolution 2019, donde pude sanar un corazón roto, fortalecer mi autoestima y reírme de mí misma como nunca:

ANTES: “No soy “fit”, ¡no sé si pueda lograrlo!” 

Describiría a la Bravest Race como una carrera imponente en todos los sentidos. Recuerdo haber visto a gente con rodilleras y sentir que no venía nada preparada, ¿casco? ¡¿qué voy a hacer que necesite casco?!; recuerdo a la primera oleada que terminó la carrera: cubiertos en lodo, con la ropa rasgada disfrutando de la Bravest Party, contando sus impresiones de cada obstáculo y apretando su medalla entre las manos.  

Yo quería sentir eso. Quería estar en control y compartir ese “yo pude” con personas que no se parecían nada a mí. ¿Podría hacerlo? Con miedo a las alturas y una condición física que deja mucho que desear, las apuestas no estaban a mi favor (literalmente habían apuestas entre mis amigos). Ya con pleno conocimiento de las rutas de escape e impulsada por mi competitividad, me puse los únicos shorts deportivos que poseo y me uní al calentamiento, para darme cuenta de que necesitaba mucho más de 10 minutos para activar de nuevo mi cuerpo.  

Bravest-Race-Evolution-primera-vez
David, los Bravest Runners de la oleada de las 13:00hrs, y una Ale muy nerviosa.

DURANTE: “Ah okay, ¡destreza sobre rapidez!” 

La cuenta regresiva significó para mí, el darme cuenta de que no había vuelta atrás. Se abrieron las puertas y comencé a correr por inercia para encontrarme con el primer obstáculo. No pensé durar seca tan poquito. Perdí a mi acompañante entre la gente, entre gritos nos volvimos a reunir y trotamos a paso constante… 6.5km por recorrer.  

¿Cuál fue el tema principal de la Bravest Race Evolution 2019? ¡Aquí te lo contamos!

Tips para Bravest Runners principiantes: 

  • No te vas a desanimar jamás. Encuentras apoyo en cada corredor y un “¡tú puedes, ya casi!”, en cada miembro del staff. 
  • Sé que tienes sed, pero no bebas toda el agua que te dan en los puntos de hidratación. Créeme. Puedes echarte lo que sobra en la espalda para refrescarte. 
  • Sí, es probable que ya no vuelvas a poder usar esa misma ropa. También, noté que era más fácil traer ropa pegada al cuerpo, en lugar de holgada. 
  • Aunque pienses que no vas a ganar ninguna (como yo), sí necesitas llevar la bolsita para cargar tus gemas, no la dejes (como yo). 
Un Bravest Runner jamás deja atrás a otro.
  • ¿Cabello largo? Trenza. 
  • Si te sientes insegur@ acerca de algún obstáculo, tómate un momento para ver a los demás corredores. Destreza sobre rapidez y fuerza. 
  • ¡Qué importa si me quiero saltar este obstáculo! 
  • Grita MUCHO, ríete más
  • En toboganes o partes donde tengas que deslizarte a gran velocidad, deja suficiente espacio entre tú y la persona delante. Los choques suelen ocurrir así que presta atención a las indicaciones de los guías en los obstáculos. 
  • ¡Tómate cuantas fotos puedas! Adquirir el paquete de fotos para recordar que: si escalaste un muro de 4 metros, cualquier cosa es posible. 

¿Quieres más tips? Prepárate para correr la Bravest Race, aquí.

¡LÍNEA DE META! 

Aunque solo conseguí 3 de 4 gemas (por mi antes mencionado miedo a las alturas), esa medalla me supo a campeonato mundial. Hago conteo de moretones, me enjuago la tierra y así como la primera oleada, aprieto con fuerza el premio que tanto busqué.  

Sí, se ve bien padre colgada en mi sala.

La recomiendo: 

  • Si buscas una actividad que te fortalezca mentalmente
  • Si estás pasando por un momento difícil en tu vida, necesitas recobrar tu fortaleza y recordar de todo lo que eres capaz. 
  • No importa que no vayas al gym 7 días a la semana, la Bravest Race se puede correr, caminar, todo. 
  • Si buscas ser parte de una comunidad unida por el amor a salir de su zona de confort. 
  • Para hacerla entre amigos, familia o incluso en pareja. El punto es no olvidar nunca el objetivo de este para nada usual recorrido: ¡divertirse! 

Después de aproximadamente hora y cuarto, terminamos la Bravest Race Evolution 2019. Runner primerizo: saborea cada kilómetro, cada tropezón y chapuzón al lodo. Desconéctate del mundo y haz equipo con tu mente para lograr lo que nunca pensaste.  

Sé alguien diferente por un día, #BeTheBravest. 

¿En cuántas Bravest Race has participado?