¡Todos a cocinar! 

Pan de Muerto con sabor casero

Un pan fresco, dulce y azucarado con decoraciones de “huesitos” que nos encantan; acompaña a las familias mexicanas durante el mes de octubre para cenar con un chocolate caliente o taza de atole. Lo has probado y seguramente tienes una tienda o lugar preferido para ir a comprarlo cada año cuando llega el otoño, pero ¿por qué no intentar prepararlo tú mismo?

Haz de esta tradición mexicana del Día de Muertos una experiencia culinaria deliciosa.

Lee más: Dulce de calabaza: una delicia muy mexicana 

Ingredientes:

  • 4 tazas de harina
  • 2 sobres de levadura
  • 6 huevos
  • 2 barras de margarina o mantequilla
  • 1 taza de azúcar
  • 3 cucharadas soperas de agua de azahar
  • 1 cucharada sopera de raspadura de naranja
  • 1 pizca de sal
  • Azúcar para espolvorear

Preparación:

Deshaz la levadura con agua o leche tibia; agrega una taza y media de harina y forma una pequeña bola de masa suave. Déjala reposar 15 minutos hasta que esponje al doble de su tamaño.

Cierna la harina junto con la sal y el azúcar; forma una fuente y pon en medio los huevos, incluidas las yemas; añade la mantequilla, la raspadura de naranja y el agua de azahar. Amasa bien.

Agrega la pequeña bola de masa. Amasa nuevamente y deja reposar en un lugar tibio durante una hora. De nueva cuenta amasa y forma los panes al tamaño deseado.

Colócalos en charolas engrasadas, adorna el pan con “lágrimas” o “huesos” hechos de la misma masa y pégalos con huevo batido, barniza el pan con el huevo, espolvorea con azúcar.

Hornea el pan a 175°C durante 40 o 50 minutos.

¡Listo! Ya tienes tu primer Pan de Muerto preparado en casa. Invita a tu familia y amigos a probar ésta delicia mexicana ahora preparada por ti.

Cuéntanos qué te pareció la receta y si a tus invitados les gustó.

¡Buen provecho!

pan-de-muerto