El 2020 fue un año memorable

¿Cómo nos preparó para el mejor año de nuestras vidas?

Para nadie es secreto que el 2020 fue un año más que difícil. Todos hemos vivido una situación que jamás imaginamos, desde perder a un ser querido, perder trabajos, perder oportunidades de crecimiento económico o profesional, cambiar de ciudad y un sinfín de momentos que nos han orillado a adaptarnos y aprender nuevas habilidades para lograr salir adelante y sobrellevar los problemas para, después de todo, volvernos a levantar más fuertes que antes.

Sé que puede sonar raro que te diga que el 2021 será el mejor año de nuestras vidas, pero de verdad lo creo. Yo sé que el primero de enero no regresaremos a la “normalidad”, sé que los problemas que está dejando este año no se sanarán de la noche a la mañana, pero sí sé que todos estamos mucho mejor preparados para lo que sea que nos depare este siguiente año.

¿Por qué pienso que el 2021 será el mejor año de nuestras vidas? Aquí te lo explico, léelo con la mente abierta y, si no estás de acuerdo, házmelo saber en los comentarios 😊

1.- Conoces mejor tu hogar

Lo que comenzó con una cuarentena de un mes, en marzo y se extendió mucho más tiempo, nos hizo estar en contacto con nuestro hogar como pocas veces en nuestras vidas habíamos tenido oportunidad. Esto nos hizo darnos cuenta de que tal vez nos gusta más estar en nuestra casa de lo que pensábamos o, al contrario, nos hizo darnos cuenta de que nuestro hogar necesita cambiar, o necesitamos encontrar uno nuevo.

Te puedo asegurar que hiciste alguna remodelación pequeña (o grande) pero algo le hiciste a tu casa que ahora te sientes más cómodo en ella. Tal vez compraste una plantita o recogiste ese escritorio que tenías meses queriendo recoger. Tal vez hiciste una limpieza profunda y desechaste cosas que hace años no usas. Pero puedo asegurarte que hoy y este 2021, tu casa está mejor que nunca y tienes el compromiso de cuidarla más y protegerla más, pues sabes que es tu lugar feliz y necesita mantenimiento.

2.- Apreciamos más las pequeñas cosas

Después de meses de estar encerrados en casa, la primera vez que salgas a la calle, será una experiencia increíble. Notarás cosas en tu colonia o ciudad que ahí han estado siempre, pero por tener la prisa de llegar al trabajo, al gimnasio, a la escuela o cualquiera que fuera tu rutina, no te dabas oportunidad de observar con detenimiento.

Ahora que sabes lo que significa estar privado de disfrutar un atardecer en tu ciudad, sabes lo valioso que es tomarse unos segundos para observar el color azul del cielo y cómo se va tornando a naranja rojizo y va obscureciendo hasta que llega la noche.

También conoces la importancia de estar en contacto con tus seres queridos y recordarles diario que los quieres y que son importantes en tu vida. Este 2020 nos dejó claro que no somos eternos y que todos, sin importar nada, estamos en este mundo de paso. No olvidemos decir te quiero cada vez que puedas y abrazar a nuestros padres, amigos y familiares. Hagamos hoy esa llamada a nuestras abuelas que siempre retrasamos porque tenemos cosas “más importantes que hacer”.

¿Qué te puedo decir de la naturaleza? ¿Alguna vez habías extrañado la naturaleza como lo hiciste el 2020? Te aseguro que, en cuanto decidas que es buen momento para salir de vacaciones y conectarte con la naturaleza, vivirás una experiencia como nunca antes la habías vivido. Los colores serán más nítidos y brillantes y observarás cada detalle de la selva, de la playa o del bosque.

Las pequeñas cosas que antes pasaban completamente desapercibidas ahora cobran especial relevancia, pues ya sabemos qué es no poder dar un paseo con nuestros perros, ya sabemos qué es estar privados de la libertad de salir en cuanto queramos y cuando el momento sea idóneo, esos abrazos, esos besos y esas llamadas se convertirán en nuestra prioridad.

3.- Salud mental

Seguramente has escuchado este término mucho más últimamente y es que, es importante cultivar nuestra mente y mantenerla saludable. ¿Quién más tuvo ataques de ansiedad o estrés durante la pandemia? Puedo asegurarte que todos, en mayor o menor escala, pero seguramente todos sufrimos un lapso de crisis mental que nos hizo poner más atención a nuestras emociones.

Déjame decirte que es completamente normal. El 2020 nos orilló a situaciones en las que jamás imaginamos estar y por supuesto que esto tiene secuelas en nuestra mente, pero si te has preocupado por mantener tu mente sana y tranquila, estás dando un gran paso para ser tu mejor versión, pues te estás conociendo como nunca antes lo habías hecho.

Parte de tener salud mental es ver nuestras emociones y dejar de rechazarlas, entender que es parte de quien somos y van a estar con nosotros toda nuestra vida, por lo tanto, hay que intentar entenderlas sin juzgarlas.

Si te interesa conocer un estilo de vida más consciente del momento que estás viviendo, te invito a leer de mindfulness, que es una manera de vivir en el momento presente, por lo que disfrutamos más de cada situación de nuestras vidas, entendiéndolas sin juzgarlas como bueno o malo, sólo entendiendo que están para enseñarnos algo.

Esta consciencia y contacto con nuestras emociones se dio gracias a que estuvimos encerrados, en contacto con nosotros mismos como nunca antes lo habíamos hecho, escuchándonos y atendiendo nuestras necesidades, apapachándonos e intentando entender por qué sentimos lo que sentimos.

El camino de la salud mental es largo y tal vez nunca acabe, pero puedo decirte que este 2020 acercó a muchos a él y ese es un motivo para agradecer, pues nos hace más conscientes y amables con nosotros mismos y, por consecuencia, con el mundo que nos rodea.

¿Qué es la salud mental?

4.- Nos dio una pausa

¿A poco no te urgía una pausa de tu rutina? En mayor o menor medida, todos necesitábamos una pausa. Si estabas viviendo un gran momento y estaba siendo una gran etapa de tu vida, este paro obligatorio te puede ayudar a entender que ese gran momento no iba a ser para siempre, tarde o temprano iba a terminar y por eso, tienes que estar agradecido y presente con lo que sea que estés viviendo. Esta pausa fue un pequeño golpe a tu ego, lo bajó a un plano más terrenal y te hizo entender que, por muy bien que estés y que te esté yendo, no siempre será así.

Por otro lado, si te sentías agotado con tu rutina, frustrado con tu trabajo y tenías la necesidad de hacer algo diferente, esta pausa llegó en el momento indicado. ¿Por qué? Porque te obligó a hacer cosas diferentes, a darte más tiempo contigo y entender que seguramente estás en una posición privilegiada, que tienes mucho más de lo que necesitas y que, además, tienes oportunidad de tener una pausa para apreciar todo lo que has logrado, entender que tienes suficiente, que eres suficiente y que haces suficiente para estar en paz.

Esta pausa te ayudó a salir de la zona que te hacía sentir intranquilo y probar una rutina completamente diferente. Ahora la pregunta es, ¿qué estás haciendo diferente para poder encontrar la paz que necesitas?

5.- Somos más conscientes

Gracias a esta pausa de la que te hablé antes, la introspección que nos hizo tener y la necesidad de mantenernos encerrados, ahora somos personas más conscientes con nuestro entorno y con las personas que nos rodean. Tenemos la capacidad de entender que cada quien está viviendo sus propias batallas y sólo nos queda ser amables con quien esté enfrente.

También somos más conscientes con nosotros mismos, pues nos entendemos mejor, sabemos mejor nuestras propias necesidades y sabemos atenderlas en el momento que lo necesitamos.

Somos capaces de agradecer por mantener un trabajo, en caso de que así sea, de lo contrario, tuviste la necesidad de explorar y desarrollar nuevas habilidades que te hacen ser una persona más consciente y agradecida por tener lo que tienes y ser capaz de lo que eres.

Por último, si sufriste una pérdida este año, quiero decirte que lo siento mucho. Yo sé que nadie quiere estar en esa situación dolorosa, pero también quiero decirte que el sufrimiento que sientes pasará, y lo mejor que podemos hacer es vivir de manera que compense las vidas de todas las personas que perdieron la oportunidad de cumplir sus sueños.

El 2021 es nuestro momento de vivir por las personas que perdieron la vida, nos toca vivir todo lo que ellos no pudieron.

Yo sé que las circunstancias a las que nos orilló el 2020 pueden no cambiar mucho para el 2021, pero estoy completamente seguro de que cada uno de nosotros tuvo la oportunidad de hacer algo diferente y eso nos preparó para enfrentar el siguiente año de la mejor manera y, está completamente en nuestras manos hacer que este 2021 sea el mejor año de nuestras vidas.

Por eso, porque pienso que somos personas más conscientes con quienes nos rodean, con nuestra comunidad, porque podemos apreciar mejor las pequeñas cosas, porque somos capaces de ver el mundo que nos rodea y disfrutar de su belleza, por eso creo que el 2021 será el mejor año de nuestras vidas.

Te invito a que, juntos, hagamos que este 2021 sea el mejor de nuestras vidas y ayudemos a quien está pasando un mal rato a hacer que su año mejore un poco.

Seamos agentes de cambio, vivamos en el momento y disfrutemos todo lo que nos rodea. ¡Vivamos el mejor año de nuestras vidas!