Esa sensación de entrar a un paraíso secreto Maya

La naturaleza siempre tiene sus maneras para impresionarnos. Justo antes de meternos a nadar en esas aguas frescas y cristalinas, debemos saber que estos ríos subterráneos en Xcaret son parte de una inmensa red de canales naturales que unen cuevas y cenotes con el mar. Ellos fluyen por debajo de toda la Península de Yucatán y nos dan la oportunidad de explorar sus espectaculares escenarios llenos de vida.

Tomemos nuestro chaleco salvavidas, aletas  y visores porque iremos a ver qué podemos encontrar en estos ríos subterráneos. Antes de nadar, mientras andamos por los caminos dentro del parque, podemos observar que hay partes de estos ríos que se encuentran a cielo abierto. Esto se debe a que con el paso de los años, el techo que los cubría colapsó por la filtración de agua. Esto ha ayudado al hombre a explorar estas intrincadas redes naturales.

Permanece en el agua: Recorrido por Xcaret para los amantes del agua

Río Xcaret

Foto de @manoloogc

Ya estamos por meter nuestros pies en el agua. Parece que hemos viajado cientos de años en el tiempo. Llegamos a una ancestral entrada maya que te lleva a la orilla de un calmado río. Un lugar misterioso que te hará preguntarte si en serio tenemos que nadar aquí.

¿Alguna vez te has preguntado cómo sería una antiguo poblado maya? Sigamos nadando, estamos a punto de descubrirlo. Los mayas acostumbraban construir aldeas y pueblos cerca de los cenotes o entradas a los ríos. En un principio, estos lugares eran usados para rituales o para recolectar agua. Podremos sentir esa vibra mística al nadar por sus aguas.

Mayas ríos

Estar en medio de la selva nos da la oportunidad de estar en contacto con la naturaleza. Nos permite observar de cerca la flora de la Riviera Maya. Los manglares son un punto angular en este tipo de ecosistemas. Además, son el hogar y ayudan a la proliferación de cientos de especies. Al mismo tiempo van formando unos laberintos que son impresionantes. Relájate y disfruta del silencio.

manglares Xcaret

Foto de Flickr cluckaluck

Seguimos y seguimos nadando por cuevas y demás lugares rodeados de vegetación. Ahora es tiempo de ponerse el visor y aguantar la respiración para observar lo que hay debajo de la superficie. Así descubriremos a los coloridos habitantes de este lugar. Estos amigos tienen formas y colores muy diferentes. Todos ellos nadando con un ritmo armonioso que es relajante.

Estamos por llegar al final del río. Todos estos tonos de verde y azul hacen una perfecta combinación con los bonitos plumajes rosados de los flamencos. Al final, acabamos de nadar asombrados, con sensaciones y pensamientos que quedarán presentes hasta la próxima vez que podamos visitar el Río Azul, Río Manatí o Río Maya.

Ríos y flamencos

Foto de @staffordable_blog

Lee: Ríos subterráneos, una actividad obligatoria en Playa del Carmen

¿Cuál fue tu parte favorita de nadar en los ríos subterráneos?

rios-subterraneos