Vivan estas vacaciones  

y conecten como nunca antes  

 

Aún recuerdo cuando tenía unos 8 o 9 años, no sé bien en qué año escolar iba, pero recuerdo que mis papás me dijeron que ese jueves no iría a la escuela. El día ya iba excelente, no iba a la escuela (perdón, nunca fue lo mío) y además, estaba con mi papá y mi mamá.

Después de un ligero desayuno, mis papás tomaron dos maletas grandes y nos dirigimos, todos juntos, a caminar en búsqueda de un taxi, yo no sabía qué pasaba, sólo me explicaron que iríamos a dejarle unas maletas a un amigo de mi papá y que debíamos ir en taxi para que fuera más fácil. Qué bonito es ser así de inocente e ingenuo.

 

Unas vacaciones para conectar con mi papá

 

Llegamos al aeropuerto y entonces, todo cambió. Estábamos abordando el avión y sólo supe dónde estábamos una vez que sentí el golpe del calor al bajar del avión. No sé si fue la emoción o mis papás hicieron todo a la perfección, pero nunca escuché el destino hasta que mis papás me lo dijeron mientras caminábamos en la pista del aeropuerto. “Estamos en Cancún”. Y a partir de ahí, todo son recuerdos emocionantes.

Hoy, pese a que yo vivo en Cancún y mi papá en Querétaro, estoy seguro de que unas vacaciones en este paradisiaco destino serán más que útiles para que él y yo reconectemos como hace 18 años.

Lo primero que haré con mi papá es llevarlo al mar. El mar Caribe tiene un efecto mágico, cura, libera y limpia todo. Un buen día en la playa es más que suficiente para comenzar con el pie derecho las vacaciones con mi papá. Recordaremos cómo, cuándo éramos más jóvenes, mientras caminábamos por la suave arena de la playa, comenzaron a salir tortugas bebés y cómo las ayudamos a llegar al mar.

 

Unas vacaciones para conectar con mi papá

 

Mi papá no es una persona de aventuras, sin embargo snorkelear y entrar en contacto con la naturaleza le ayudará a entender un poco más mi estilo de vida, por lo tanto Xel-Há es la mejor opción, además comer y beber en el buffet siempre es una buena opción para tener una buena plática.

Los dos compartimos el gusto por la cultura y nos encanta México, ¿qué mejor que Xcaret para empaparnos de nuestras raíces? Puedo imaginarlo en la presentación México Espectacular, conmovido hasta las lágrimas cuando vea danzas de todo el país en un solo lugar. Las plantas le gustan mucho, entonces el orquideario será una de las mejores opciones para pasar la tarde. No podemos saltarnos el río subterráneo y recordar como él me iba cuidando cuando era un niño.

 

Unas vacaciones para conectar con mi papá

 

Hay veces en las que conectar con mi papá es un poco difícil, más allá de la distancia, de pronto puede haber alguna barrera que haga más complicado llevar la relación que deseamos, pero nunca es tarde para intentarlo y en mi caso, estoy seguro que esas vacaciones en Cancún nos ayudarán más que nada.

 

¿Tú cómo conectas con tu papá? ¡Escríbelo en los comentarios!

 

Unas vacaciones para conectar con mi papá