Con las medidas preventivas y el Modelo Xeguridad 360º

La experiencia en Xcaret sigue siendo espectacular

Xcaret abrió sus puertas de nuevo después de tres meses de pausa y nos fuimos decididos a explorar cómo se disfruta esta experiencia en el parque más grande de la Riviera Maya con todos los nuevos protocolos de seguridad e higiene. Continúa leyendo para saber los detalles de esta experiencia de viaje en la nueva normalidad.

Antes de entrar al parque

Nosotros llegamos desde las 8:30 a.m. que abre el parque (de lunes a sábado, porque los domingos permanecerá cerrado por ahora). Nos encontramos afluencia moderada y muy buena organización de todo el staff de bienvenida. Desde el estacionamiento, taquillas y la entrada por los torniquetes fuimos recibidos con instrucciones claras de la distancia que debemos tener, tanto con señalización y personal que amablemente nos dirigía hacia donde debíamos ir.

Nos encontramos con varios módulos como el de la foto en el que se explica detalladamente las instrucciones para lavar y desinfectarse las manos, acompañado de una botella de gel desinfectante que se opera con pedal, para evitar el contacto. 

Al recibirnos en taquillas, además de que todo el personal contaba con careta y cubrebocas, noté que desinfectaron todo lo que iba a tener contacto con nosotros, como los brazaletes, tarjetas, identificaciones, etc.

¿El uso de cubrebocas dentro de Xcaret es obligatorio?

Ahí mismo en taquillas, mientras nos colocaban nuestros brazaletes, fue donde nos sugirieron ampliamente el uso de cubrebocas durante toda la visita, nos comentaron que tenemos tres opciones:

  1. Utilizar uno que traigamos nosotros desde casa. 
  2. Adquirir uno de los que están a la venta en las tiendas dentro del parque.  
  3. Recibir uno desechable gratuito ahí mismo en taquillas. 

Nota importante: preguntamos si era obligatorio para poder entrar al parque o hacer las actividades y nos dijeron que no, sin embargo, nos lo recomendaron muchísimo acompañado de una amable explicación en donde se hacía énfasis en nuestra seguridad y la de los demás visitantes. 

Una vez ya con los brazaletes, nos dirigimos hacia el área de torniquetes donde notamos algunos cambios. Se creó un pequeño desnivel con lo que parece ser agua para desinfectar los zapatos y ya no se tiene contacto con el torniquete, en su lugar, una persona escanea el brazalete con un dispositivo móvil y es quien te da acceso una vez que se verifica el código. Aunado a eso, se le toma la temperatura con un termómetro sin contacto a todos los visitantes. 

Productos nuevos a la venta dentro del parque para nuestra protección

Ya dentro del parque Xcaret, además de ver a las hermosas guacamayas y a los flamencos, lo primero que uno ve al entrar a la Plaza Principal, es una variedad de productos a la venta que están diseñados especialmente para reforzar nuestra seguridad: caretas, cubrebocas de colores y botellitas de gel desinfectante. Te comparto algunas fotos y sus precios a continuación:

Precios:  

  • Cubrebocas 1 pieza: $59.00 MXN / $2.68 USD 
  • Cubrebocas 7 pack: $399.00 MXN / $18.13 USD 
  • Caretas 1 pieza: $249.00 MXN / $11.31 USD 
  • Caretas 2 piezas: $399.00 MXN / $18.13 USD 
  • Botella de gel sanitizante para manos: $69.00 MXN / $3.13 USD

Nosotros, aunque ya llevábamos cubrebocas propios, decidimos comprar unos ya que nos parecieron muy bonitos. Para nuestra sorpresa, nos dimos cuenta de que además de que el diseño es muy llamativo y mexicano, también resultaron ser más cómodos y frescos que los que habíamos utilizado anteriormente.  

Quedamos tan satisfechos con ellos, que antes de irnos pasamos a comprar más. Nos dio mucha alegría ver los cubrebocas al estilo mexicano, ¡es muy padre ver cómo el mexicano hace que su folklore llegue a todo lo que hace! 

Nota importante: El proceso de compra en tiendas, al igual que en las taquillas, fue muy seguro. Vimos cómo se desinfecta todo cada vez que se va a tener contacto, además de que el personal cuenta con careta, cubrebocas y respeta el distanciamiento. En el piso se encuentran señalizaciones que indican la distancia que se debe tomar durante la corta espera en la fila para pagar.  

Actividades en Xcaret con la nueva normalidad

Ya bien contentos con nuestros nuevos cubrebocas de colores, nos fuimos a disfrutar de las actividades del parque con la curiosidad de saber qué tanto iba a cambiar la experiencia, ahora se los contaré una por una.

Recorrido por el Pueblo Maya

Lo primero que hicimos fue seguir la línea blanca para ir a recorrer el Pueblo Maya y sus atractivos culturales y de naturaleza que tanto nos gustan. En esta parte de Xcaret se encuentran varios atractivos muy diferentes como lo son: venta de artesanías de mano de artesanos que vienen de diferentes partes de la región, talleres culturales, el cementerio mexicano, el Aviario, el Mariposario, la Tortillería y más. 

Nosotros, además de pasear por los hermosos paisajes naturales que este lugar ofrece, nos enfocamos en recorrer el Aviario. Para sorpresa de los dos que ya conocíamos Xcaret, ¡la experiencia no cambia nada! Más allá de desinfectarse las manos antes de entrar y al salir, todo sigue siendo igual de asombroso. 

Tuvimos la oportunidad de ver de cerca a hermosos ejemplares de diferentes especies de aves, la vegetación estaba muy bien conservada y como la afluencia de gente fue mucho menor, de verdad logramos sentir la conexión con los sonidos, los colores y los animales.

¿Qué tanto cambió la experiencia durante las actividades acuáticas? 

Después de haber recorrido algunos atractivos del Pueblo Maya utilizando el cubrebocas, nos surgió la duda si este también sería necesario utilizarlo durante las actividades acuáticas como ríos subterráneos, playas, caletas, pozas naturales, etc. Como no estábamos seguros, decidimos acercarnos al staff de Atención al Visitante a preguntar.  

Al igual que en el resto de las actividades del parque, nos comentaron que era decisión de nosotros si preferíamos utilizarlo o no. En el caso de los ríos subterráneos, nos explicaron que se puede disfrutar sin sumergir la cabeza en el agua, así que, si nos sentíamos más seguros con el cubrebocas, podíamos ingresarlo.

Ríos subterráneos

Nosotros optamos por hacer el recorrido del río sin cubrebocas, simplemente respetando el distanciamiento entre nosotros mismos y otros visitantes, así que la experiencia no cambió nada de como se suele disfrutar.  

Nos dio mucha tranquilidad ver que cambiaron la manera de entregar los chalecos y que son desinfectados uno por uno antes de ser entregados al visitante. También notamos cambios en el proceso de guardar nuestras cosas en las bolsas (para recibirlas a la salida de ríos), el registro se hace digital y todo se desinfecta.  

Xcaret cuenta con tres hermosos ríos subterráneos, el Azul (el de la foto), que es el que cuenta con más cuevas, el Maya, por el que recorres el Pueblo Maya y otros escenarios naturales, y el Manatí, por el tienes la oportunidad de ver a los hermosos manatíes bajo el agua.

Nos comentaron que, por el momento, por medidas de distanciamiento social, solamente se pueden recorrer el Azul y el Maya. Si deseas ver a los manatíes, lo puedes hacer en sus lagunas siguiendo la línea verde si estás por la zona de playas, o siguiendo la línea negra si vienes desde la entrada del parque.  

Zona de playas, caleta y pozas naturales

A diferencia de los ríos, la experiencia en la zona de playas y caleta es muy diferente. Mientras estuvimos disfrutando estos bellos espacios naturales, nuestra decisión fue utilizar el cubrebocas únicamente mientras permanecíamos fuera del agua, por ejemplo, en los camastros, hamacas, arena, etc. Al entrar al agua a snorkelear o simplemente refrescarnos un poco, lo hicimos sin usarlo.

Debo confesar que antes de llegar a esta zona, sentí un poco de nervios debido a que es un espacio en el que podrían acumularse muchas personas. Sin embargo, fue muy relajante ver que se hicieron cambios para respetar el distanciamiento. Se redujeron los camastros y las mesas de playa de tal forma que quedaron más de 2 metros entre ellos. También me tocó ver cómo desinfectaban estas zonas constantemente y en ningún momento sentí riesgo.  

En resumen, todas las actividades acuáticas de Xcaret las pudimos disfrutar sin límites.

La experiencia del buffet asistido

Después de enjuagarnos y cambiarnos a ropa seca, llegó la hora de comer y nos fuimos al restaurante mexicano llamado La Cocina, el que se encuentra cerca del área ecuestre. Al llegar noté que habían instalado un letrero en la entrada en el que se explican muy bien los nuevos protocolos de seguridad e higiene, aquí te las comparto:   

Este, probablemente, haya sido el único momento que nos causó un poco de incomodidad por el uso del cubrebocas, sin embargo, sí consideramos necesario utilizarlo por seguridad nuestra y la del resto de los visitantes. Se recomienda usarlo mientras vas a ordenar tus alimentos y al regresar a tu mesa, retirarlo.  

El servicio de buffet asistido es cómodo y el personal de cocina cuenta con cubrebocas en todo momento. En realidad, lo único que cambia es que en lugar de que cada quien se sirva con sus propias manos, le pides al personal los alimentos que quieres, sin importar la cantidad, ellos te los sirven en tu plato las veces que prefieras.  

Otras observaciones: se redujeron las mesas para asegurar que haya la distancia ideal entre cada una, los meseros constantemente te ofrecen gel desinfectante y vimos que se limpiaron todas las superficies del restaurante varias veces mientras estuvimos ahí.

¿Cómo se disfrutan los espectáculos culturales en Xcaret con la sana distancia?

En la tarde, ya después de hacer recorridos en la naturaleza, actividades acuáticas y comer, nos dedicamos a ver los espectáculos culturales que son gran parte de la esencia del parque Xcaret.

En todos los casos, fue interesante ver que todos los artistas se presentaron con cubrebocas y/o careta, dependiendo de sus funciones. Me encantó ver que los diseños eran diferentes dependiendo del traje que porta cada uno, de tal forma que se vea como parte del mismo. 

Espectáculo ecuestre  

Este espectáculo se disfrutó tal cual ha sido siempre, con mucha alegría y orgullo por nuestro deporte nacional: la charrería. Como mencioné antes, todos los charros y escaramuzas se presentaron portando un cubrebocas que tiene una sonrisa dibujada, como la que normalmente mostrarían al público.  

Antes de pasar a las gradas donde nos sentamos a verlo, nos ofrecieron gel desinfectante y nos explicaron que había lugares bloqueados entre las filas para respetar la distancia entre visitantes. Había poca afluencia, así que en ningún momento nos sentimos muy cerca de otros o en riesgo.  

Danzas prehispánicas

Estas danzas se llevan a cabo en el Pueblo Maya y al no tener una zona de gradas bien establecida, teníamos mucha curiosidad de saber cómo se controlaría la distancia entre los espectadores. Para mi sorpresa, todo estaba muy ordenado. Al igual que en todas las actividades, alguien de ATV te recibe con gel desinfectante y las instrucciones de cómo debes acomodarte por tu seguridad. Aunque no se puedan “bloquear lugares” en este espacio, sí existía una distancia entre familias y grupos de visitantes, no nos sentimos inseguros.

Xcaret México Espectacular 

Por último, la joya del lugar: la presentación Xcaret México Espectacular. 

El escenario y espacio para visitantes del teatro Tlachco, donde se lleva a cabo esta presentación es muy amplio y permite respetar sin problemas el distanciamiento entre los visitantes.

Pudimos disfrutar este maravilloso espectáculo que te presenta lo mejor de la cultura y el folklor mexicano con total seguridad y comodidad.

Los protocolos de seguridad e higiene en Xcaret México Espectacular son los mismos que en el resto de las presentaciones artísticas: aplicación de gel desinfectante antes de entrar y al salir, toma de temperatura, se bloquearon filas completas de las gradas para asegurar el distanciamiento entre visitantes y todos los artistas se presentan con cubrebocas o careta.

Ya para finalizar, contestaré las siguientes preguntas sobre mi experiencia general:  

 ¿Te sentiste segura durante tu visita a Xcaret?  

Sí, no hubo ningún momento en el que me sintiera demasiado expuesta o rodeada de gente. Llevé conmigo una careta para utilizar en caso de que eso fuera a suceder y afortunadamente no fue necesaria. Hay muy poca afluencia de visitantes y el parque es muy grande así que prácticamente sentí que estábamos solos en casi todas las actividades que hicimos.  

Sentí que el personal de Xcaret se encargó de tomar todas las medidas necesarias para que uno como visitante no se tenga que preocupar por nada más que por disfrutar su visita.  

¿Fue incómodo el uso del cubrebocas?  

La verdad es que sí es un poco incómodo por el calor que hay en la Riviera Maya, en varias ocasiones sentí la necesidad de retirarlo para descansar un poco. El que compré en las tiendas del parque está mucho más fresco y cómodo que el que yo llevaba, fue un alivio y por lo mismo compré un paquete de siete para utilizar después.  

 ¿Disfrutaste tu visita? 

Sí, mucho. Yo ya conocía Xcaret y la verdad no noté tantas diferencias o limitaciones en las actividades. Disfruté muchísimo estar en contacto con la naturaleza de nuevo y refrescarme en los ríos subterráneos, era algo que ya me hacía mucha falta. Las presentaciones artísticas me contagiaron de una alegría y folklore que ya necesitaba después de haber vivido unos meses tan complicados. Me encantó que las caretas de las bailarinas dejaban ver su sonrisa enorme que transmitía mucho optimismo. 

¿Qué más te gustaría saber sobre tu visita a Xcaret durante la nueva normalidad? Escribe un comentario y con gusto te contestaremos.  

Te esperamos cuando te sientas listo para viajar de nuevo