¿Qué sería de la vida mexicana sin unos chilaquiles?

Un platillo de la alimentación básica mexicana por su manera tan sencilla de preparación, su origen específico es un misterio, pero su sabor es tan actual como la originalidad de quien los prepara.

La base de este platillo nos ha llevado a una cantidad inimaginable de recetas, las hay para todo gusto, incluso para el mundo fit. Hablemos de los chilaquiles ¿Has escuchado de ellos alguna vez? Aunque no es un secreto que los mexicanos los usamos como festín para curar nuestros malestares después de haber tenido una noche, o hasta madrugada, llena de fiesta, no existe algo mejor que una salsa picosa para levantarnos. 

La receta base de este platillo consta de: totopos, salsa, queso, cebolla, crema agria y una proteína. Este delicioso desayuno se puede preparar de muchas maneras, todo dependerá del gusto personal. ¿Estás listo para conocer tu receta favorita?

Lee más sobre: SABOR Y TRADICIÓN: LA IMPORTANCIA DE LA CULTURA GASTRONÓMICA MEXICANA

receta de chilaquiles

Se cree que el origen de los chilaquiles comenzó por querer darle un uso a todas esas tortillas suaves que perdían sus principales propiedades al paso de ciertos días, y que aunque éstas aún sirven, su textura deja de ser la misma. Estas tortillas deben ser cortadas por la mitad varias veces hasta que queden muchos triángulos y que posteriormente pasarán a ser fritos durante unos segundos en aceite vegetal, o si bien prefieres, en una freidora de aire. ¡De esta forma tendrás listos los famosos totopos! Es importante mencionar que este platillo no se debe confundir con los nachos, existe una gran diferencia entre ellos y a partir de hoy sabrás cómo diferenciarlos a través de su sabor y forma de preparación.

¡Nada como el sabor de una tortilla recién preparada!

tortillas hechas al comal
Tortillas hechas al comal 

Ahora que conoces los totopos, es tiempo de hablar sobre la gran variedad de salsas:

1. Chilaquiles verdes

  • Cocina ½ kilo de tomatillos (también conocido como tomate, tomate verde o de cáscara), 2 o 3 chiles serranos y 1 diente de ajo en una olla cubierta con agua.
  • Cocina a fuego lento durante unos 12 a 15 minutos hasta que estén suaves y cocidos.
  • Escurre el agua, reservando ¼ del líquido de cocción.
  • En una licuadora, licúa los chiles, los tomatillos y el ajo, agrega el agua reservada si es necesario para obtener una textura menos espesa. 
  • Añade sal al gusto y revuelve.

2. Chilaquiles rojos

  • Pon a hervir 3 jitomates (también conocidos como tomate rojo o tomate saladette) en agua durante 3 minutos. 
  • Añade chiles guajillo y déjalos hervir por 2 minutos más. 
  • Retira del fuego los ingredientes y déjalos reposar hasta que se enfríen. 
  • Licúa los jitomates, ajos, cebolla y los chiles con el agua donde fueron hervidos, esto hasta obtener una salsa tersa. Deberás colarla.
  • Pon sobre el fuego una cacerola con aceite. Cuando esté caliente, añádale la salsa, ramas de epazote y la sal. Deje que hierva durante 5 minutos.
chilaquiles verdes o rojos

Si te interesa la comida y bebidas en Xel-Há, tienes que leer: GUÍA PARA APROVECHAR LA COMIDA Y BEBIDAS DE XEL-HÁ

3. Chilaquiles mayas

  • Ingredientes:
    • 1 taza de jugo de naranja
    • 1/2 barra de achiote
    • 2 tazas de agua
    • 1 cubo de concentrado de tomate con pollo
    • 1 cucharadita de sal con cebolla (en polvo)
    • 3 jitomates 
    • 1 chile habanero
    • 1/2 cebolla morada (finamente picada)
  • Licúa el jugo de naranja con el achiote, el agua, el concentrado de tomate con pollo, la sal con cebolla, los jitomates y el chile habanero; para después ser colado. 
  • Calienta la salsa hasta que espese un poco, moviéndola constantemente para evitar que se pegue.
chilaquiles rojos receta

Ahora que tienes la salsa de tu preferencia, solo queda bañar los totopos previamente hechos en un plato con la salsa caliente. Agrega crema, queso y cebolla al gusto. Sobre los chilaquiles podrás poner la proteína de tu preferencia, carne, pollo o huevo.  ¿Un secreto más? Frijoles refritos, la combinación resulta en un sabroso desayuno.

4. Chilaquiles veganos bajos en grasa

Para esta receta nos enfocaremos más en la crema y una opción como las setas, aunque también puedes prepararlas con flor de calabaza. Elige la que más te guste y decora con lechuga, aguacate, y cebolla al gusto.
Para la crema:

  • 1 paquete de tofu suave
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 1/2 cucharadas de jugo de limón
  • 6 cucharadas de agua
  • 4 cucharadas de leche de almendra sin azúcar

Coloca todos los ingredientes enlistados y licúa hasta que todo se encuentre perfectamente mezclado. Al final puedes añadir sal al gusto.
Para las setas:

  • 3 tazas de setas en tiras delgadas
  • 1 diente de ajo finamente picado
  • 1 cucharada de aceite de coco
  • 1/2 cucharadita de sal
  • Agrega aceite y ajo finamente picado en una sartén amplia a fuego alto para cocinar por 2 minutos. 
  • Añade las tiras de setas y cocina por 5 minutos. 
  • Finalmente, incluye sal al gusto y cocina por 5 minutos más o hasta que empiecen a dorarse los bordes.
receta chilaquiles verdes

5. Chilaquiles en torta, estilo chilango

No podía cerrar este recuento sin incluir a mi amado origen. Si bien, para esta receta necesitarás preparar los chilaquiles antes mencionados, la forma de preparación y la cantidad hacen de esta maravilla, un platillo sin igual. A las personas provenientes de la Ciudad de México, nos conocen como “chilangos” y somos famosos en todo el país por poner cualquier comida en medio de un pan llamado bolillo. ¿Por qué? Considero que la vida tan agitada de una ciudad nos ha hecho crear este tipo de  “comida rápida”, que podamos transportar sin preocupación alguna o podamos encontrar en cualquier esquina de nuestra colonia. 

Para esta receta no necesitas más que una pieza de bolillo, frijoles refritos, cebolla, crema, queso, nuestra proteína elegida (carne, alguna pieza hecha de quinoa, pollo, etc.) y finalmente chilaquiles previamente remojados en la salsa necesaria. Esto último es muy importante, pues los totopos deben absorber la salsa para que cuando demos cada mordida, esta no se escurra. Aquí el secreto, ¡úsalo sabiamente!

Empieza por cortar la pieza de pan (bolillo) por la mitad. Para la parte baja haremos una base de frijoles refritos para después colocar la pieza de proteína. Ésta puedes cortarla en tiras o desmenuzarla previamente para una mejor experiencia, le sigue una cama de chilaquiles, y al final un poco de crema, queso y cebolla al gusto, no olvides la tapa y buen provecho.

receta torta de chilaquiles
Torta de Chilaquiles

Ahora conoces más de los chilaquiles, un tema para iniciar una conversación con cualquier mexicano. Pregúntale cuáles son sus favoritos: si los prefiere crujientes o blandos; verdes o rojos; con o sin cebolla… Sólo te presenté cinco recetas, pero existe una cantidad inimaginable de combinaciones. Espero haberte despertado el hambre y que nos compartas tu experiencia. Estaré encantado  de leerte y orgulloso por haberte despertado el antojo. Me despido, que de tanto escribir, me entró el antojo por deleitarme con unos ricos, picantes, y crujientes chilaquiles.


¿Cuál receta te antojó más?

Tip: cuando visites Xcaret o Xel-Há, podrás probar estos platillos en nuestros restaurantes buffet, pregunta por ellos cuando llegues.