Los habitantes nocturnos de la Maravilla Natural

Xel-Há Cobra Vida Al Apagar Las Luces

Cuando pensamos en la Maravilla Natural de Riviera Maya, lo primero que viene a nuestra mente es una postal soleada con el turquesa del mar Caribe de fondo. Sin embargo, es probable que nadie se haya imaginado que al caer la noche Xel-Há se convierte en un mundo completamente distinto. Si bien los visitantes y colaboradores dejan Xel-Há poco después del atardecer, los habitantes de la Maravilla Natural hacen que todo cobre vida.

anochecer en xel-há

Xel-Há, la Maravilla Natural

Para empezar, es innegable que la oscuridad de la noche hace que el cielo estrellado que se puede admirar resulte impresionante. Al estar lejos de una ciudad iluminada, se pueden distinguir perfectamente algunas constelaciones y esperar una que otra estrella fugaz. A este espectáculo se suma el tranquilizante sonido de las olas del mar.  

En tierra

Durante la temporada de desove (de mayo a octubre aproximadamente), las tortugas marinas llegan a esta zona de playa con la esperanza de dejar a sus futuras crías. Es un verdadero regalo de la naturaleza poder verlas mover con fuerza sus aletas para construir su nido, dejar sus huevos y  finalmente regresar al mar.

cangrejo ermitaño y tortuga marina

Las tortugas no son los únicos visitantes que prefieren salir de noche. Si pones más atención e incluso si cierras tus ojos, podrás escuchar unos pequeños pasos recorrer el camino hacia el faro. Estos inquilinos de Xel-Há son nada menos que los cangrejos que con sus grandes conchas salen a dar un recorrido nocturno para disfrutar de la brisa marina.

Los puercoespines son otros habitantes que también gustan de salir a cenar y es en la noche cuando buscan frutos, hojas y nueces. A esta cena también los acompañan los sereques, unos pequeños roedores que prefieren buscar hongos, insectos y semillas para degustarlos como cena.

Dentro del mundo submarino

Aquello que se oculta bajo el agua también cobra vida, pues hay algunas especies que son nocturnas. Un gran ejemplo de ello es la raya americana, que es más activa durante la noche y prefiere alimentarse en la oscuridad.

raya americana

Uno de los comportamientos nocturnos más interesantes es el del pez loro, quien antes de irse a dormir forma una burbuja de mucosa alrededor de su cuerpo con el fin de esconder su olor y así protegerse de los depredadores.

Mientras los peces loro se preparan para descansar, la morena verde aprovecha la noche para salir a cazar y cenar entre los corales.

Otro inquilino de la caleta que se mantiene despierto para buscar alimento es el pez burro payaso que dentro de su menú tiene a moluscos, erizos y crustáceos.

escuela de peces burro payaso

Después de estas horas de oscuridad, donde algunos descansan para recuperar energías y otros prefieren cazar, llega el amanecer. Los primeros rayos del sol se hacen presentes en la Maravilla Natural. Las aves empiezan a cantar y es momento de preparar todo para recibir a los visitantes y colaboradores.

Si los colaboradores dejan el parque en la noche, ¿quién cuida a esta Maravilla Natural? Lee: Conoce la leyenda de los dioses guardianes de Xel-Há

qué pasa cuando cae la noche en xel-há