Origen y anatomía de una trajinera 

Conoce las partes de esta pintoresca embarcación mexicana 

Hace muchos, muchos, pero muchos años, el centro de México se encontraba lleno de lagos y canales. Estos eran surcados por los pobladores de las antiguas civilizaciones prehispánicas en pequeñas balsas que terminaron adquirieron un importante papel. Por si el título no te lo delató ya, hablamos de la famosa trajinera mexicanas

El origen de la trajinera 

Desde la época prehispánica, los antiguos habitantes del Valle de México se vieron en la necesidad de encontrar una manera de moverse entre los canales. Las primeras embarcaciones incluyen sencillas balsas y canoas que con el tiempo fueron evolucionando. Eventualmente, la trajinera se convirtió en el medio de transporte predilecto de los agricultores que trabajaban las chinampas (balsas de tierra flotante utilizadas para la siembra de diversas semillas). 

El desarrollo social ocasionó que las necesidades de las personas se fueran diversificando, añadiendo el ocio y la diversión a la lista. Los paseos en trajineras de forma “turística”, con motivo de mero entretenimiento, comenzaron a hacerse populares durante la época del Porfiriato. Esta actividad terminó por abundar entre los catrines (hombres siempre vestidos de manera elegante).  

trajinera-xoximilco

Hoy en día es una actividad que le resulta atractiva a todo tipo de personas. Esto se debe no solo a la preciosa balsa en la que paseas, sino por todo lo que conlleva. ¿A quién no le gusta un paseo en donde abundan la comida y la bebida mientras se está rodeado de música mexicana tradicional y la compañía de personas con ganas de celebrar? 

¿De dónde viene el nombre “trajinera”? 

En realidad, la palabra “trajinera” se utilizaba originalmente para referirse sólo a las embarcaciones destinadas al comercio debido a la etimología de la palabra. Es por ello que también suelen llamarse “jumbillos” o “tulillos” (este último en caso de las embarcaciones más pequeñas). Sin embargo, hoy en día, el uso de la palabra “trajinera” se ha ampliado y no es incorrecto utilizarlo para referirse a las balsas turísticas.  

Pero… ¿cómo se construye una auténtica trajinera? 

Estas pequeñas embarcaciones son de una anatomía muy particular debido a que tenían que apegarse a las necesidades de las zonas en donde abundaban. Específicamente, el área de Xochimilco y Tláhuac. En tiempos pasados, sus pobladores desarrollaron un sistema de navegación con fines de transporte y comercio a lo largo de todo lo que era la cuenca de México. Fue por este motivo que comenzó la planeación de cómo construir una trajinera. ¡Conoce sus partes! 

INFO. 1 ESP
INFO. 2 ESP

Si las trajineras son originarias de la Ciudad de México, ¿cómo conozco una en la Riviera Maya? 

Muy fácil, ¡en Xoximilco, por supuesto! Este sorprendente parque de Grupo Xcaret cobra vida al caer la noche. Te permitirá subirte en una típica trajinera mexicana para dar un recorrido entre canales. Además de disfrutar la buena actitud de tu guía, te verás rodeado de mariachis, mucha comida y personas con ganas de divertirse.  

Claro que el parque jamás podrá suplantar la maravillosa experiencia de ir a los canales del sitio donde todo nació. Sin embargo, cuenta con elementos muy especiales que lo hacen un lugar donde querrás estar. Uno de los aspectos que diferencia las trajineras de Xoximilco con las encontradas en el centro del país es su parte frontal.  

Originalmente, las trajineras eran decoradas con flores naturales. Sin embargo, por cuestiones de practicidad, incluso en el centro del país, se ha optado por decorarlas con materiales menos perecederos. Algo que las hace especiales en Xoximilco, y aprovechando que el recorrido se realiza en la noche, es su colorida iluminación.  

Además, uno de sus elementos más característicos es el nombre. En el centro del país, era común bautizarlas con nombres de mujeres como Lupita, Margarita o Juanita. Sin embargo, las encontradas en Xoximilco buscan hacer una remembranza a la riqueza cultural de México, nombrando a sus trajineras con los maravillosos estados del país. 

No te pierdas la fabulosa oportunidad de conocer uno de los muchos elementos pintorescos de la cultura mexicana. Solo no te sorprendas al ver cómo una aparentemente sencilla embarcación se convierte en sinónimo de fiesta y diversión. ¡Anímate a vivir la experiencia subiéndote a una de las coloridas trajineras de Xoximilco para celebrar una fiesta mexicana flotante! 

trajinera-footer