· Veracruz no puede ser Veracruz sin sus ritmos tradicionales ·

Ritmos que llegaron en barco desde todos los rincones de la tierra y se fueron transformando infinidad de veces, lo que hoy conocemos como el Son Jarocho de Veracruz,  se trata de un poderoso rasgo de identidad.

Fue resultado de la influencia de: campesinos, marineros, soldados, arrieros y vaqueros, quienes marcaron su propio sello en las tonadas y melodías, para celebrar sus raíces con jaranas, quijadas de burroviolines, arpas, re quintos y tarimas.

Música que llena el alma, el Son Jarocho de Veracruz

La Bruja

Los sones son festivos y divertidos, aunque también pueden ser profundos y melancólicos como uno de los sones más conocidos, La Bruja, se dice que es una criatura siniestra, en forma de mujer, que se alimenta de sangre. Este canto representa a una mujer solterona que sale en busca de hombres, para atraerlos y hacerlos suyos.

El baile consiste de un vaso o vela puesto sobre las cabezas de los bailarines y con ella demuestran el dominio del zapateado. La Bruja es una reverencia al lazo que Veracruz tiene con lo sobrenatural, un cuento clásico de seducción y magia, contado a través de danza clásica.

Música que llena el alma, el Son Jarocho de VeracruzColócate los audífonos y disfruta de este cuento musical “La Bruja”:

 

La Bamba

Otro son, muy reconocido como un himno popular de Veracruz  es La Bamba, palabra de origen africano que significa fiesta, huateque o celebración y se interpreta con ritmo, color y alegría; la leyenda dice que el creador era un trotamundos llamado Guaruso que se dedicaba a la jarana.

Cuentan que este llegó invitado a Veracruz por peones que había conocido en su paso, un día se anunció una invasión en el puerto por un grupo de embarcaciones piratas. En tierra firme se encontraba un peón llamado Malanga, quien organizó y dio la orden a todos los peones de luchar por defender la hacienda, mientras que este juntaba a la gente, un peón  cantaba sin cesar:

“Quitilán, quitilán, que suenan las campanas Malibrán, que vienen piratas que no vendrán…
Quitilín, Quitilín que suena la campana de Medellín y que suena y suena a rintintín…”

Al pasar un rato, Malanga llega a la hacienda donde Doña Beatriz ya lo esperaba y le dijo:

-¿Qué harán ustedes? Que ni marineros son.
A lo que Malanga contesta: “No soy marinero pero aquí seré”.


A final de todo terminó en una bamba, mientras el Guaruso, ya pasado de copas entonó la frase que Malanga dio como respuesta y después de eso en aquella época colonial, La Bamba, fue interpretada por él mismo. Hoy en día es una de las representantes del el Son Jarocho de Veracruz más populares a nivel mundial.

Música que llena el alma, el Son Jarocho de Veracruz

Alegra tu día y baila al ritmo de “La Bamba” veracruzana:

 

La Bamba no es solo música, es un baile con un zapateo limpio que contagia a los espectadores. Algunas veces se baila arriba de alguna tarima para que el zapateo sea más firme. El baile lo interpretan casi siempre una pareja de enamorados. El hombre coloca en el piso una faja roja y hacen un moño con solo el movimiento de los pies, este moño refleja el lazo que une a la pareja enamorada.

Estos ritmos provenientes del otro lado del mar, en tierras jarochas se volvieron populares y universales, combinando música, danza y poesía. En tu próximo viaje a Quintana Roo, no dudes en visitar Xcaret, donde podrás admirar el el Son Jarocho de Veracruz a través de sus bailes en el show Xcaret México Espectacular, que llenarán tu velada de mucha gracia y alegría. 

 

Música que llena el alma, el Son Jarocho de Veracruz

¿Qué más te gustaría saber sobre el Son Jarocho de Veracruz?

 

Te recomiendo leer también:

6 Momentos épicos de Xcaret México Espectacular
Música Mexicana para exportar