Sin temor a la aventura 

Borra de tu mente el “¡No puedo!” Ve y hazlo. 

  

Lleva tu vida al límite, emociónate por vivir nuevas aventuras y experiencias que te motiven a hacer cosas que jamás pensaste. 

Atrévete a lo desconocido, enfrenta tus miedos y comienza dando tu primer paso para disfrutar del nuevo parque de atracciones que Grupo Xcaret tiene para ti, Xavage. 

Este es el nuevo parque de aventura creado para todos aquellos amantes de la adrenalina. Cuenta con seis actividades que te harán llevar tu vida al límite por tierra, agua y aire. 

Se encuentra ubicado en la ciudad de Cancún, sobre la carretera Chetumal-Puerto Juárez, km 338, Benito Juárez, Quintana Roo, a cinco minutos del Aeropuerto Internacional de Cancún. Exactamente en la misma ubicación del parque Xoximilco. 

Xavage u xoximilco

Te dejo con algunos pensamientos que tuve antes, durante y después de atreverme a romper mis propios miedos en Xavage, para disfrutar aún más de lo loco de mi vida. 

Monos 

Mi primera actividad a probar fue Monos. 

Pensamientos antes de subirme a la actividad: 

“¡Oh, Dios mío! ¿En qué lío me voy a meter ahora?” 

“¿Es seguro?” 

“¿Cuántos niveles son?” 

“¿Acabaré todos?” 

“Si me da sed, ¿hay agua?” 

“¿No me caigo?” 

“Y si me caigo, ¿qué hago?” 

“El arnés que me están poniendo, ¿no se rompe?” 

“¿Necesito uno más grande?” 

“¡Está ajustado!” 

“Casco listo, guantes listos, arnés listo, yo casi lista.” 

“¡Vamos por esos cuatros niveles!” 

“¡Que comience la aventura!”  9 datos que debes de saber sobre los ríos rápidos de Cancún

Antes de subirte a mi primera actividad en Xavage, los guías te asesoran y te dan las instrucciones necesarias que debes seguir por si se presenta alguna situación. Lo hacen con un vídeo instructivo que va desde el uso adecuado del equipo hasta las medidas que debes tomar si ya no quieres continuar. 

Recuerda que los guías son expertos en temas del equipo que utilizarás y siempre estarán lo mejor equipados para que disfrutes de la actividad sin preocupaciones.  

Pensamientos durante la actividad:

“Pongo gancho, quito gancho.” 

“Una mano, un pie, otra mano, otro pie.” 

“¡Que no se me vaya a salir el zapato!” 

“¡Ahí va la primera gota de sudor!” 

“Demasiado chaparra, que casi no alcanzó los cables.” 

“Mejor lo paso así, ¡avanzo más rápido!” 

“¡No mires abajo! Jajaja es inevitable no hacerlo.” 

“¡Que no me quede atorada! Por favor.” 

“Estiro brazo, encojo brazo, sacudo brazo, descanso brazo.” 

“¡Qué solazo!” 

“¡YA ME CANSÉ! No es cierto, si se puede.” 

“Continúa, continúa, continúa.” 

“Al fin. ¡Agua!” 

“De tanto cable mis pies ya quedaron como pericos. Así, ¡mira!” (Foto) 

“Y si me lazo por esa red, ¿rodaré?” 

“Si, si, si, terminé el primer nivel.” 

  En lo personal decidí solamente terminar con el primer nivel, ya que estuve alrededor de una hora y veinte minutos y aún quería probar el resto de las actividades. Aparte de que yo llegué un poco tarde al parque.  

 

Pensamiento después de la actividad: 

  “¡Tanto drama y ni me cansé demasiado!” 

“¡Qué delicioso plátano!” 

“Sí, ¡más agua!” 

“Pobres de mis brazos.” 

“¡Lo haría de nuevo!” 

“¡Estuvo de lo más guauuu!” 

PLATANO EN XAVAGE

  

Puma 

Mi siguiente actividad a probar fue “Puma”. Me emocionaba eso de los carros a todo terreno ya que nunca me había subido a ninguno, pero siempre hay una primera vez para todo. 

Para subirte a Puma es necesario que sepas manejar, (cosa que no sabía), pero no me aventuré a esto sola. Junto con mi compañero, nos adentramos sin más a vivir esta actividad. 

 Pensamientos antes de subirme a la actividad: 

  “¿Qué tan rápido se puede ir?” 

“¿Y si nos volcamos?” 

“¿Cuánto dura?” 

“¿No sé apaga el carro?” 

“¿Y si se nos poncha un llanta?” 

  

Al igual que la actividad anterior, te dan unan serie de instrucciones que debes seguir  para que disfrutes de la actividad y no tengas ningún problema durante tu experiencia.  

Puma-Xavage

Pensamientos durante la actividad: 

  “¿Seguro que si sabes manejar?” 

“¿No salimos volando?” 

“¿Seguro que sabes manejar x2?” 

“¡Ojalá no me vaya a salir!” 

“¡Dios! Nos vamos a caer de cara.” 

“Dobla, dobla, dobla. ¡Vamos a chocar! 

“¿Por qué nos sacudimos mucho?” 

“¡Aaaaaaaaaaaaaaaaaaah!” 

“¡Sonríe! Ahí va la foto.” 

Pensamiento después de la actividad: 

  “¡Pensé que nos íbamos a volcar!” 

“Estuvo fuerte, fuerte.” 

“¡Este estaría súper padre repetirlo!” 

No es una actividad en la que tengas que ir rápido. Al momento de las bajadas sentía mi corazón salir, cerraba lo ojos porque en serio pensaba que nos íbamos a ir de frente y estamparnos contra las piedras. Sin embargo, al final todo fue risa y risa. Esta fue una de mis actividades favoritas del parque. 

Lo bueno del parque es que por cada estación encontrarás bebederos, así podrás mantenerte hidratado durante toda tu estancia para seguir con el resto de las actividades. 

Cocodrilo 

De ahí pasé a la actividad Cocodrilo. Trata sobre navegar a través de un kayak. No fue una de las actividades que me emocionaran y podría decir que es la actividad más alejada del parque. No es común ver gente en esta actividad. 

  Pensamientos antes de subirme a la actividad: 

  “¡Espero no voltearme!” 

“¿Y si se me va el kayak?” 

“¡Dios, qué calor!” 

“¡Una asoleada más!” 

  Pensamientos durante la actividad: 

  “¡No quiero mojarme!” 

“¡Ya me cansé!” 

“Izquierda, derecha, derecha, izquierda.” 

“¿Cuánto nos falta?” 

Cocodrilo en Xavage

Pensamiento después de la actividad: 

“¡Qué empapada estoy!” 

“Mis brazos ya no pueden más.” 

“Pensé que nos quedaríamos atorados con aquella piedra.” 

Te recomiendo que te pases por el resto de las actividades y está sea tu última opción, si es tu primera vez en un kayak se entendería, pero aprovecha a probar las otras actividades que son más extremas.  

Libélula 

Mi siguiente actividad fue Libélula. Sin duda fue una de las actividades en la cual me podría subir una y otra vez. Los giros de 360° que da son sorprendentes, aquí te mojarás como nunca y te reirás de igual forma.  

Libélula en Xavage

Pensamientos antes de subirme a la actividad: 

“¡Espero no salir volando!” 

“¡Con este calor estaría bien una buena mojada!” 

“¡Ya quiero subirme!” 

“¿Por qué la espera tarda tanto?” 

“¡Vamos, vamos, vamos!” 

Pensamientos durante la actividad: 

  “¡Wuuuuuuuuuu!” 

“¡Mi cabeza!” 

“¡Qué fuerte!” 

“¡Wuuuuuuu x2!” 

“Otra, otra, otra.” 

Pensamiento después de la actividad: 

“¡JAJAJA! Iba tan rápido que toda el agua se venía a mi cara” 

“¡Sin duda ha sido la mejor!” 

Había ratos que ni siquiera podía abrir mis ojos, toda el agua se venía a mi cara. Esa es la consecuencia de sentarse en la última fila, pero estuvo de lo más divertido.  

Barracuda 

Quemados y mojados, pasamos a la siguiente que fue Barracuda. 

Pensamientos antes de subirme a la actividad: 

“¡Ya quiero subirme!” 

“¡Es mi primera vez en rápidos!” 

“¿Te imaginas que nos volteamos?” 

Barracuda en Xavage

Pensamientos durante la actividad: 

  “¡Vamos chicos!” 

“¡Si se puede!” 

“Izquierda, derecha, izquierda, derecha.” 

“¡Alcemos nuestros remos!” 

“¡Aquí viene la bajada!” 

“¡FOTO!” 

“¡Hora de tirarte de la balsa!” 

“¡Relájate, relájate!”   

Pensamiento después de la actividad: 

  “¡JAJAJA! En la bajada me caí.” 

“Sombra, sombra, sombra.” 

“¡Vamos por agua!” 

“¡Me gustó, me gustó!” 

Dado de que llegué un poco tarde al parque, no tuve el tiempo suficiente para probar todas las actividades. La única que me faltó por experimentar fue Halcón. Además, aún me faltaba comer, así que fui por ello. De ahí fui a cambiarme y regresé al autobús, si no me iban a dejar.  

Cuando llegué al parque no pensé que fuera así de grande, desde el principio los encargados te sacarán una sonrisa. Ese es una de tantas características que identifican a Grupo Xcaret en cada parque.  

  Te comparto algunos tips para que tu experiencia sea la mejor posible.

1.- Al momento que te hagan la entrega de tu llave, deja todas tus pertenencias en el casillero que te asignen, ya que en ninguna actividad te permiten cargar con tu celular, gorra, lentes o cualquier otro objeto que se te pueda llegar a caer.  

Casulleros en Xavge

2.- No necesitas llevar mucho, nada más un buen bloqueador, ropa cómoda, un cambio extra y mucha, mucha energía.  

3.- Es preferible llegar temprano para disfrutar a fondo cada actividad. 

XAVAGE-VISITA

Atrévete a motivarte y a probar cosas nuevas. Sin duda una de las experiencias que volvería a repetir en mi vida y más si es con amigos. Además, el buffet es algo que no puedes perderte. 

  

Los miedos son para perderse y los huesos para romperse. 

¡Atrévete a sacar tu lado Xavage! 

Conoce más acerca de nuestro parque de aventuras, leyendo:

Como preparar tu lado salvaje para Xavage

Buffet salvaje: conoce las opciones de comida en Xavage

Guía para visitar Xavage