Más que solo una hermosa flor y un símbolo del Día de Muertos

La flor de Cempasúchil tiene varios secretos ocultos, ven y descúbrelos.

El origen de la flor de cempasúchil

Todos la conocemos por el nombre de “Cempasúchil” o “Flor de muerto”, pero en realidad su nombre proviene del náhuatl “Sempôwalxôchitl” o “Cempohualxochitl”, donde “sempôwal” significa veinte o muchos y “xôchitl” que es flor, nombrada así por la leyenda de “Xóchitl y Huitzilin”. Al juntar ambas palabras “sempôwal” y “xôchitl su significado seria “veinte flores” o varias flores

Del lado científico es conocida como “Tagetes erecta”, y únicamente crece en lugares silvestres y zonas montañosas; esta flor de 58 diferentes especies que existen, México cuenta con 30 de ellas, siendo centro de la evolución de esta planta.

Las principales diferencias entre una especie y otra es la cantidad de flores, las hojas o inclusive el tamaño de la planta, que puede variar entre 10 cm y hasta 2 metros de alto. Otra diferencia es también el color de los pétalos o flores, a pesar de que hay flores con el filo del pétalo de color rojo, en la mayoría, sino es que todas, predomina el característico color amarillo anaranjado.

anatomía-cempasúchil

¿En qué temporada se da la flor de cempasúchil?

En México, los estados con las mejores condiciones de clima para la reproducción de esta flor son en Guanajuato, Hidalgo, Michoacán, Puebla y Estado de México, es por eso que si llegas a visitar estos lugares en esta temporada podrás encontrarte con una gran cantidad de estas flores. 

La flor de cempasúchil florece después de la época de lluvias entre julio y noviembre. Si piensas en tener tu propia flor, algo importante que debes saber es que la flor de cempasúchil tiene una corta vida, al nacer solo viven una temporada y mueren. Pero no te preocupes, ya que cuentan con muchas semillas, lo cual hace fácil su reproducción.

Propiedades y beneficios del cempasúchil

Esta flor además de ser decoración para nuestros altares y hogares, también se ha utilizado para darle color a textiles y alimentos, elaborar insecticidas, perfumes y hasta como medicamento. 

Algunos de los beneficios de la flor de cempasúchil, es que, al tener propiedades antibacterianas, nos ayudan a combatir problemas intestinales y respiratorios. Pero también es buena para aliviar los dolores postparto, heridas por cesáreas, cólicos y malestar de muelas.  

Además de tener beneficios medicinales, esta flor también puede utilizarse como calmante, para tratar los nervios y/o el insomnio. La flor también tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes que, aunque sigue en proceso de investigación, esta podría tratar infecciones cutáneas, enfermedades en párpados y a reducir las puntas abiertas. 

El significado del cempasúchil en el Día de Muertos

El Día de Muertos, es una tradición mexicana celebrada el 1 y 2 de noviembre, en este día las familias recuerdan a sus seres queridos que ya no se encuentran en esta vida. Para esta celebración, se coloca un altar de muertos como ofrenda que cuenta con diferentes elementos, entre ellos la flor de cempasúchil. 

Actualmente el cempasúchil se utiliza en las ofrendas, para crear senderos y poder guiar a los muertos hacia el mundo de los vivos, esto gracias a su característico color de sus pétalos y aroma.  

La leyenda de la flor de cempasúchil: “Xóchitl y Huitzilin” 

Cuenta una leyenda que hace mucho tiempo hubo dos niños Xóchitl y Huitzilin que se conocieron desde su nacimiento, jugaron y crecieron juntos. Con el paso de los años su amor floreció y con la bendición del Dios del Sol, Tonatiuh, se casaron. 

Lamentablemente esta unión no duró mucho, ya que Huitzilin tuvo que partir a la guerra, donde falleció en el campo de batalla. Poco después Xóchitl se enteró que su amado había fallecido, devastada por la noticia Xóchitl decidió subir al monte para implorarle a Tonatiuh que le permitiera ver a su esposo.

Afligido por la desgracia, el Dios del Sol le concedió a Xóchitl su petición, transformando a Xóchitl en una flor, que está arrojaba una luz durante las noches. Durante mucho tiempo la flor permaneció cerrada, hasta que un colibrí se posó sobre su tallo. Xóchitl pudo reconocer el tacto de su esposo Huitzilin, quien después de tanto tiempo había llegado a ella por su aroma. 

En ese momento el campo floreció y miles de brotes con un fulgor naranja nacieron de la tierra, iluminando la noche. Poco después la gente empezó nombrar la flor como “Cempohualxochitl”, la flor que da luz.  

leyenda de amor_cempasúchil

Ahora ya conoces un poco más sobre esta hermosa flor, que además de ser una guía para los muertos, también tiene un bonito mensaje de amor.