Folclor, música y tecnología

El secreto mejor guardado de Xcaret

Cuando escuchamos la palabra “chicharra” recordamos aquellos días escolares donde este peculiar timbre era nuestro gran aliado a la hora del receso y, posteriormente, nuestro peor enemigo al finalizar el mismo. Sin embargo, la Chicharra es algo completamente distinto en Xcaret.

Lejos de las grandes atracciones del parque, en una sección fuera del alcance de los visitantes, se encuentra el estudio de grabación La Chicharra. Este recinto se convirtió poco a poco y sin darse cuenta en un soporte para los espectáculos de Xcaret mediante el desarrollo y experimentación de nuevos contenidos.

Estudo de Grabación

La Chicharra surgió en 1999 como una empresa autónoma del parque enfocada en elaborar grabaciones y publicar discos. Cuenta con un equipamiento moderno que cumple las exigencias actuales de la industria musical, como el software Pro Tools para grabar en alta calidad.

Sus micrófonos han registrado para la posteridad a bandas como Caifanes, Reily, Sin Bandera y Ana Bárbara. A pesar de esto, fue la combinación con el ingenio creativo de Xcaret la que terminó de explotar el potencial de La Chicharra hasta su nivel actual.

“La combinación nos hace poderosos. Un estudio que cuente con un director musical y con músicos que en cualquier momento vienen y ayudan a probar arreglos, no creo que se encuentre en muchos lados”, asegura Fernando Herrera, director artístico del parque.

Estudio de grabación

En las oficinas contiguas nacen las ideas, se modifican y toman forma fríamente en papel. Es hasta que llegan al estudio cuando, con el talento de los músicos, las notas cobran vida y llegan a los oídos de sus creadores. Con base en estas melodías se arman los espectáculos que se ofrecen posteriormente en el parque.

No es un proceso fácil, mucho menos rápido, pero los resultados complacen a todos. Entre los beneficiados están los músicos; esta experimentación los ayuda en su formación. Jorge Díaz, violinista y trompetista, asegura: “Es una oportunidad que tenemos de crecer y aprender. Día a día enfrentamos nuevos retos al trabajar con nuestros compañeros; debemos acoplarnos para conseguir el mejor resultado posible”.

La Chicharra también se dedica a la difusión del extenso folklore mexicano mediante la música. Las nuevas tecnologías son una ayuda fundamental, pues su catálogo se puede adquirir en internet mediante music cards y está disponible también en plataformas digitales como iTunes y Deezer.

Te invitamos a visitar el sitio web de La Chicharra y su tienda virtual

Guitarras y tambores

¿Te imaginabas que en Xcaret existía algo así? Te dejamos el siguiente video para que conozcas un poco más: