El significado de la muerte para el México indígena 

En estas fechas estamos celebrando las tradiciones de muertos en México, las cuales han sido declaradas como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés). Estas celebraciones tienen su raíz en las celebraciones de las culturas prehispánicas a sus muertos, las cuales más tarde se fusionaron con elementos de la religión católica. Continúa leyendo para saber más sobre el Hanal Pixán.

costumbres mayas de día de muertos

La muerte para las culturas prehispánicas  

En el México indígena, la vida y la muerte eran parte de un círculo, una dualidad, sin principio ni final, en el cual ambos se armonizaban. La muerte era parte natural de la vida.  

  • Para los mexicas, “Miquiztli” o ‘muerte’, eran renovación y transformación: dualidad muerte-vida en un ciclo perenne.  
     
  • Para los antiguos mayas, la vida y la muerte provenían de fuerzas sagradas, y eran energías contrarias.  
     
  • Los Purhépechas celebraban la “Hunisperácuaro”, o fiesta del canto de los huesos. A los difuntos se les adornaba con huesos de pescado blanco, cascabeles, brazaletes y orejeras de oro. Se cubrían con plumas largas y ricas. 

La muerte era un ritual de paso a un universo paralelo. No había un temor hacia la muerte, ya que formaba parte de una dualidad con la vida. La muerte solamente significaba el paso necesario para el renacer de la vida.  

Con la llegada de la conquista, los evangelizadores trataron de impedir los antiguos ritos de celebración para los muertos. Al no lograrlo, decidieron permitirlos, pero introduciendo diversos cambios. Los más importantes fueron: 

  • Los muertos ya no se podían enterrar en las casas. Ahora se tenían que enterrar en los camposantos. 
  • En vez de bailar y celebrar la muerte de los difuntos, ahora se imponían las misas y los rezos (novenarios). 
  • Se trasladó la fecha original de las celebraciones indígenas a los muertos para que ahora coincidiera con la celebración católica de los “Fieles Difuntos” (1 de noviembre) y la de “Todos los Santos” (2 de noviembre). Sin embargo, las celebraciones empiezan desde la noche del 31 de octubre.  
altar de muertos maya - hanal pixan

También lee: Yucatán: tradiciones vivas de Día de Muertos

La tradición del Hanal Pixán 

En la tradición del mundo maya, los deudos de los muertos preparan hermosos altares y ofrendas para sus muertos, así como comida especial para que puedan alimentarse de su esencia (olor, sabor). El nombre de esta celebración se conoce como “Hanal Pixán” “Cena de las ánimas”. Estas celebraciones se componen de diversas fechas y ritos: 

Hanal Pixán: Celebraciones mayas de día de muertos - infografía día de muertos

1.- La celebración comienza desde mucho antes con el bordado de los manteles que se utiliza sobre la mesa; la elaboración de los trastes de barro, las velas de cera, etc. Se hace una limpieza general de casa y patios “para que las ánimas que llegan esos días no tengan que hacerlo”.  

En algunos lugares, se hace un ritual de agradecimiento a la tierra antes de preparar en ella un horno o pib” que será en el cual se preparará la comida de ofrenda para los difuntos, como los sabrosos “mukbipollos”. 

2.- El día 31 de octubre es dedicado a las almas de los niños, y se llama mehen pixán o chichán pixán. 

3.- El día 1 de noviembre se celebra a las ánimas de los adultos o Nohoch Pixán  

4.- El día 2 de noviembre se celebra a los Fieles Difuntos, dedicando ofrendas para los que no tienen quién los recuerde. 

5.- Posteriormente, se les reza el rosario durante una semana. 

6.- El 8 de noviembre se celebra la Octava, el Ochavario o Bix ritual que ayuda para que las animas se despidan y se retiren de este mundo

7.- Al concluir el ochavario o bix, el 9 de noviembre se suele ir de visita al cementerio con rezos y atole nuevo. Se suelen hacer grandes tamales de nombre mukbil pollo o pib, y otros alimentos de la cocina yucateca. 

Hanal Pixán: Celebraciones mayas de día de muertos

También lee: ¿Cómo celebrar el Día de Muertos de forma segura?