¿Cómo es guiar a seis inexpertos a través de rápidos categoría tres? 

Sus mejores consejos para superar los miedos. 

Barracuda se ha convertido en una de las actividades favoritas de los Xtremes en Xavage. ¿Qué la hace una actividad imperdible? El poder del oleaje, el desafiante circuito, el trabajo en equipo; pero, sobre todo, nuestros intrépidos y divertidos líderes del río: los guías de rafting.   

Estas personalidades son clave para tener una experiencia inolvidable, pero detrás de un recorrido de veinte minutos, existe preparación, constancia y mucho (pero mucho) protector solar. Así se preparan nuestros guías de rafting en Barracuda:  

Barracuda cuenta con 30 guías de rafting certificados.

8:00 a.m. – Xavage abre sus puertas, pero los ríos rápidos duermen.  

Los guías de rafting de Barracuda se dan cita para preparar todo, antes de recibir al primer visitante.  Se inflan las quince balsas en operación, realizan limpieza y se aseguran de que el área esté limpia, presentable y lista para la operación del día. 

9:00 a.m– Entrenamiento diario. 

Realizar hasta diez descensos diarios, siete horas al día, no solo representa una tarea física titánica, sino que los convierte en atletas de alto rendimiento. Para prevenir lesiones, nuestros 30 guías de rafting entrenan una hora diaria. Lo hacen, con un espíritu de equipo difícil de describir y con ayuda de cinco comidas al día. No les gusta la rutina: hoy se realizan maniobras de rescate y técnicas de remado, mañana quizá elasticidad y correr alrededor del río.  

Para prevenir lesiones, nuestros 30 guías de rafting entrenan una hora diaria.

En terreno Barracuda, se vive un ambiente de gran motivación. ¡Y Cómo no! El carisma del guía Eugenio “Eugene” Parra, originario de Acapulco, nos recibe. Es la primera vez que incursiona en el mundo del rafting y describe a los rápidos de Barracuda como “imponentes”. Se certificó en el parque y admite que toda persona que desee ser guía necesita tener gran valentía y disciplina. 

Eugenio habla francés, alemán, español e inglés.
Certificaciones 

Los guías están certificados por la Rafting International Federation, para recorrer específicamente el río artificial de Barracuda —único en su clase en el destino. Para obtenerla, cada uno debe completar un mínimo de 200 descensos. Se valoran técnicas de remado, tiempos de rescate, volteado y desvolteado de balsa, técnicas en nado de río rápido, entre otros elementos clave. 

Se cuenta también con la R3 (Rescue 3), que los capacita para realizar rescates en aguas rápidas. De esta manera, Barracuda logró formar a un equipo entrenado para atender cualquier necesidad de nuestros visitantes aventureros.  

El entrenamiento y logro de certificaciones también se ve enriquecido por guías experimentados dentro del equipo. Celeste Hernández de Nayarit, es una de ellas. Estuvo trabajando en una empresa de aventura en San Luis Potosí, entrenando a nuevos colaboradores/practicantes. Tomó cursos en Jalcomulco, Veracruz e incluso fue voluntaria en una empresa de rafting en Costa Rica.  

Esta es la primera vez que trabaja con clientes. 

“A mí me da miedo el mar. Al principio, entrenábamos en el mar en el Hotel Xcaret y yo estaba súper nerviosa, pero lo fui superando poco a poco. El punto es dar un pequeño paso y poco a poco vas a ir superádolo.”

11:00 a.m. – ¿¡Quién quiere hacer rafting!? 

A las 10:30am, los rápidos, cascadas y chorros de agua, cobran vida. Los visitantes empiezan a llegar y es momento de poner a prueba su preparación, pero, sobre todo, dejar huella. 

¿El momento más desafiante del circuito? 

Aunque cada guía tiene el suyo, esta respuesta parece ser bastante unánime: le dicen RR (Río Rápido), es la última sección del río y ahí encontrarás obstáculos y olas grandes; la presión del río está a tope y ya no se ve calmo. Resulta muy intimidante para una persona inexperta. 

“La coordinación y el trabajo en equipo son clave.”

Celeste nos compartió que la primera vez que lo recorrió, los nervios recorrían todo su cuerpo: “Ya los habíamos visto, ya habíamos entrenado, ya había hecho rafting antes, pero esto era nuevo, diferente.”  Y aunque para ella el desafío más grande es la interacción con las personas, Eugenio recalca que la dinámica con los visitantes es clave en la actividad: “No se trata de solo llegar, sino de divertirlos.”  

Conoce más acerca de Barracuda y sus indomables rápidos.

¿Cómo es guiar a seis inexpertos a través de rápidos categoría tres? 

Esta pregunta provoca risas en Celeste y Eugenio.  

“Es complicado, pero vamos aprendiendo poco a poco. Me tocó una balsa que duré 15 minutos en la parte tranquila intentando que coordinaran remar adelante y atrás.  Al principio sí es complicado coordinarlos, pero el desafío es enseñarlo desde cero (casi siempre), cada vez que un grupo nuevo se sube a la balsa.” 

Celeste Hernández. 
El descenso inicia desde un tercer piso.

“A veces que no remen, puede resultarnos pesado. Una vez que ya tenemos buena lectura del río, podemos aplicar ciertas ‘mañas’: ya sabemos cómo agarrar las olas, palanqueos y movimientos de cadera para prever muchas situaciones.”  

Eugenio Parra. 

Ambos guías coinciden en que sin duda el elemento más importante dentro de la balsa es la buena vibra y la actitud. “Si son chidos y tienen ambiente, es como ‘bueno no reman, pero me caen bien’. Te hacen el día”, dice finalmente Eugenio. 

5:00 p.m. – Cierre. 

Sale el último visitante y es momento de desinflar balsas, dar el debido mantenimiento a la zona y quizá hacer una última porra: ¡Siempre, siempre, rafting! 

Una libreta llena de satisfacciones para los guías de rafting

Sin duda el mejor momento del día para nuestros guías es leer los comentarios de los visitantes. Celeste y Eugenio nos comparten de sus mayores satisfacciones como guías en barracuda: 

“Una vez vino un niño con su papá, yo estaba de salida y el niño empezó a gritar: ‘mira papá, es ella es ella’ voltee y me dijeron ‘es que vinimos hace dos meses y tú nos llevaste’ y esa fue una satisfacción muy chida. Que se acuerden de mí.  Porque solo fueron 30 minutos y que se acuerden dos meses después de quién los llevó. Está padre.“ 

Celeste Hernández.

“Al principio había bastantes balsas volteadas. Lo sorprendente es cuando se van con un pequeño raspón y aun así ponen que la pasaron increíble y que repetirían. Habla mucho de la experiencia.“ 

Eugenio Parra.
¿Por qué Xavage es el mejor parque para los amantes de la adrenalina? 

“Porque es un parque intrépido, es audaz y somos capaces de hacer la actividad dulce y placentera, pero quien venga buscando mucha más adrenalina, voltearse, también lo podemos cumplir.” 

Eugenio Parra.

“Es algo diferente que no hay aquí en Cancún ni en México. Si te dan miedo las alturas, es el lugar ideal para ir a superarlo en Monos; si te da miedo el agua, puedes superarlo en Barracuda o simplemente porque es extremo y divertido. Solo hazlo.” 

Celeste Hernández.

¿Recuerdas el nombre de tu guía de Rafting en Xavage?