La creación de un oasis maya

cenote1

Hace muchos años, el sureste de México no era más que un gran arrecife de coral cubierto por el mar. ¿Imaginas haber hecho esnórquel en esos lugares? Habría sido maravilloso. Durante esos tiempos, el nivel del mar descendió y dejó la barrera de coral expuesta. Misma que con el paso del tiempo murió, convirtiéndose en parte del continente y abriendo paso a unas maravillosas piscinas naturales mejor conocidas como cenotes.

Pero… ¿Cómo sucedió esto? Con el tiempo comenzaron a caer las primeras lluvias que se mezclaron con el dióxido de carbono de la atmósfera, formando ácido carbónico que hizo erosionar la roca caliza. Fue así que se formaron agujeros que terminaron por convertirse en túneles mucho más grandes, dando paso a enormes sistemas de ríos subterráneos, cenotes y cavernas. En estos ríos subterráneos se pueden encontrar increíbles paisajes de estalactitas, estalagmitas y columnas. Estas se fueron formando cuando las cuevas aún se encontraban secas, permitiendo la filtración del agua, gota a gota durante cientos de años.

cenote2

Un poco de historia…

Después de la última era glaciar, hace al menos 10,000 años, el deshielo elevó el nivel del mar e inundó las cavernas. Hasta el momento se han explorado nueve sistemas de cuevas sumergidas en la zona, dos en Yucatán y siete en Quintana Roo. Ahí se encontraron esqueletos humanos de finales de la Era del Hielo, así como mega fauna del pleistoceno como caballos, camellos, elefantes y armadillos gigantes.

Lee: Muknalia Minima: un descubrimiento en las cuevas de Tulum

Algunas cuevas ubicadas por encima del nivel del mar se inundaron parcialmente y los techos de roca caliza se volvieron muy delgados para sostener su propio peso. Por ello colapsaron y crearon aperturas naturales que conectan los sistemas de ríos subterráneos con el exterior. Vistos desde lo alto, parecerían ojos turquesa en medio de la selva espesa. A estas aperturas se les conoce como cenotes. Sin embargo, hay algunos otros que no se ven ya que permanecen escondidos bajo el suelo y para llegar a ellos es necesario recorrer grutas estrechas o incluso bucear entre cavernas inundadas.

cenote3

Los cenotes

La palabra “cenote” viene del maya “dzonot” que quiere decir “caverna de agua”. Para los mayas estos lugares eran sagrados, ya que eran sus únicas fuentes de agua dulce en medio de la selva. En la península de Yucatán se presume que hay más de 15,000 cenotes abiertos y cerrados. Específicamente en Puerto Morelos se encuentra la famosa Ruta de los Cenotes donde se pueden realizar diferentes actividades según su tipo. En algunos puedes hacer esnórquel o kayak y asombrarte con los hermosos paisajes que ofrecen las aguas cristalinas. Mientras que en los de bóveda puedes practicar rappel o salto libre, actividades ideales para aquellos que buscan turismo de aventura.

Hasta aquí llega esta primera excursión por el origen de los cenotes, si deseas conocerlos más a fondo, el tour Xenotes es una excelente oportunidad para hacerlo.

Lee: 4 tipos de cenotes que conocerás en el tour Xenotes

cenotes-footer