Guardianes de las tortugas marinas

Creando consciencia para crear existencia

 

Todos hemos escuchado de campañas como el Tortugatón: que tienen como propósito ayudar a preservar a las tortugas marinas que anidan en México. Detrás de estos movimientos trabajan muchas personas en los diferentes campamentos tortugueros del país recorriendo las playas por la noches, desvelándose, y cumpliendo con tareas que ayudan a que la vida de las tortugas marinas continúe por muchos años.

Web

Xcacel en Quintana Roo, es uno de estos campamentos tortugueros, donde adultos, jóvenes y a veces hasta niños unen sus esfuerzos para crear un mejor futuro para las tortugas marinas. Acompáñanos para saber cómo es una noche ayudando a que la vida siga su curso en la Riviera Maya:

Web

¿Te imaginas alejarte de tu familia y amigos por 6 meses?

Así es la vida para los voluntarios que deciden formar parte del equipo de Flora, Fauna y Cultura de Mexico, responsables del importante campamento en la Riviera Maya. Todos llegan puntualmente a las nueve de la noche, toman su mochila, una lampara de luz roja y comienzan a recorrer kilómetros de playa en busca de tortugas marinas que suben a las playas para depositar sus huevos.

Web

Cada voluntario tiene una tarea dentro del programa de conservación como: medir a las tortugas, dar pláticas de concientización a los visitantes sobre los problemas que aquejan a esta especie, marcar los nidos, asistir a la tortuga durante su desove así como llevar un registro de las tortugas que arriban más de una vez a la misma playa para anidar.

Web

Todos ellos aportan su granito de arena tanto fuera como dentro del campamento. Cuando no están vigilando las playas, se encargan de tareas cotidianas como: la comida y la limpieza. Aquí, las comodidades de la vida cotidiana son intercambiadas por frescas hamacas, colchones inflables, platicas nocturnas con amigos que comparten un mismo propósito y sobre todo por una experiencia que cambia vidas.

Web

Este gran esfuerzo culmina satisfactoriamente cuando año tras año, el numero de tortugas marinas que llegan a salvo al mar después de nacer se incrementa y se rompen records de anidación. Personas como Itzel, Esther y Juan; quienes son algunos de los encargados del campamento, saben la necesidad y urgencia de que todos formemos parte de este programa, ya sea por medio de donaciones o voluntariado.

Si tu quieres ser parte importante para que el ciclo de la vida marina continúe, no dudes en acercarte a Flora, Fauna y Cultura de México.

Cuéntanos, ¿Estás listo para ser un guardián de la Riviera Maya?