Vibra con las canciones mexicanas que te llevarán por un viaje musical a través del tiempo

 

Cuando uno se topa con la palabra México, instintivamente lo relacionamos con la cultura, el arte y con algo guapachoso. Actualmente, el país cuenta con una de las culturas más atractivas, enriquecedoras e interesantes del mundo; estamos hablando de años de historia que lo han ido formando, así como a su gente. Por ello es posible mirar hacia cualquier dirección y toparse con una amplia variedad de profundas tradiciones y enfrentarse a esto puede ser abrumador, sin embargo, existe una manera simple pero mágica de lograrlo: con canciones.

 

La música no solo es una de las expresiones artísticas más importantes de la humanidad, es parte fundamental de la identidad y es uno de los principales elementos que caracteriza a este país. Con el paso de los años esta declaración se vuelve cada vez más cierta; no importa el género de cada canción, los instrumentos usados para crear las melodías, ni el año en el que fueron compuestas, la realidad es que todas ellas por igual nos transmiten un mismo sentimiento: las ganas de cantar a todo pulmón. Para darte una mejor idea, aquí encontrarás una selección de cuatro canciones mexicanas tradicionales que debes escuchar durante tu viaje a México.

 

1.- La Bruja, son jarocho

Desde mediados del siglo XX se ha utilizado este son jarocho como símbolo de identidad nacional. Sin embargo, existe evidencia que demuestra que esta pieza se encuentra entre nosotros desde los tiempos de la Revolución Mexicana, hoy en día, es uno de los sones jarochos más reconocidos de la región de Sotavento. Esta, como muchas de las canciones mexicanas tradicionales, cuenta una historia; la leyenda de una mujer soltera en busca de hombres con el fin de encantarlos. No importa si la inspiración no es más que una leyenda o un hecho real, lo cierto es que nos hechiza con su letra y melodía. Por ello, incluso en épocas actuales, la seguimos escuchando dentro de las fiestas mexicanas conocidas como fandangos. Los intérpretes originales de La Bruja son José Gutiérrez y los hermanos Felipe y Marcos Ochoa, sin embargo existen otras versiones con otros cantantes, como esta de Jenny and The Mexicats.

 

 

2.- La Llorona, son istmeño

Fue en 1910 que México vivió uno de los cambios más importantes en su historia, la Revolución Mexicana. Fue una época de gran desigualdad social para el pueblo mexicano que inspiró a más de una buena canción. Un ejemplo es La llorona, uno de los sones istmeños más populares dentro y fuera del país. Retrata la melancolía de un personaje distintivo de las leyendas mexicanas: La llorona, una mujer que deambula por las calles llorando la muerte de sus hijos. Es considerada un son sin dueño, que con el tiempo ha sido interpretado por artistas que le ponen su propio estilo. Fue la reconocida Chavela Vargas quien le dio el impulso que necesitaba para el público hispanohablante mundial. En la actualidad, esta canción perdura entre las nuevas generaciones, como con la cantante mexicana emergente Ángela Aguilar.

 

 

3.- Malagueña Salerosa, son huasteco

Es un son huasteco que ha sido interpretado un sinfín de veces a lo largo de la historia. Sin embargo, desde 1947 es oficialmente atribuida a Elpidio Ramírez y Pedro Galindo Galarza. Aunque quizás, una de las versiones más aclamadas por el público sea la del reconocido mariachi Miguel Aceves Mejía. Su letra relata el amor de un hombre por una mujer de Málaga y el dolor de su rechazo. Es tan importante que existen interpretaciones tanto de artistas nacionales como internacionales, como este homenaje de la banda Avenged Sevenfold.

 

 

4.- El Huapango de Moncayo

El compositor José Pablo Moncayo creó en 1941 una de las obras sinfónicas mexicanas más reconocidas a nivel internacional y es tan importante, que incluso se le considera el tercer himno nacional mexicano. Compuesta a partir de la reinterpretación de los ritmos tradicionales del huapango veracruzano, fue tal su éxito que terminó por opacar otras obras del autor como Sinfonietta, Tierra de temporal y Bosques. Actualmente es Alondra de la Parra la directora reconocida por llevar la batuta oficial de dicha obra tradicional mexicana.

 

 

Muchas de estas composiciones no solo nos ponen alegres, sino que nos hacen sentir más mexicanos. Déjate llevar por letras que narran historias y melodías que te envuelven con su encanto. Sin duda alguna, las canciones mexicanas tradicionales sobrepasan fronteras y los límites del idioma. Ha llegado el momento de que lo descubras por cuenta propia, vive un viaje musical a través del tiempo con los clásicos de la música mexicana.

 

canciones-footer