Observando Los Astros Desde Tiempos Ancestrales

para dar inicio a las cosechas

A lo largo de la historia de la humanidad, el hombre siempre ha mostrado la fascinación por los objetos celestes. Algunos de ellos tienen un impacto directo en la naturaleza, la evolución de la vida y las culturas. Es por eso que desde siempre se les ha vinculado con fuerzas creadoras que rigen los elementos de este planeta. El equinoccio no es la excepción, descubre de qué manera se ve reflejado en las diferentes culturas.

persona contemplando un atardecer
Foto por cityexpress

El estudio de los astros

Así fue como nacieron los conocimientos astrológicos, tan antiguos como las primeras civilizaciones. El movimiento del sol ha sido estudiado desde épocas remotas. Sus rayos han sido utilizados como medida de tiempo y como planos para diseñar calles y orientar templos.

El equinoccio es un fenómeno que sucede dos veces al año en donde el sol se sitúa exactamente en el plano del Ecuador. Así, el día y la noche duran exactamente lo mismo. A lo largo de la historia, el que sucede primero, durante primavera, es el que tiene mayor simbolismo, ya que refiere a un equilibrio entre luz y sombra.

equinoccio en stonehenge
Foto por detectivesdelahistoria

El equinoccio dentro de las civilizaciones antiguas

Se tiene registro de que en Mesopotamia ya se realizaban observaciones y teorías acerca de la precisión de los equinoccios. Mientras que en Chankillo, se conoce el observatorio solar más antiguo de América. Trece torres alineadas señalan con precisión los equinoccios y solsticios. Este observatorio tiene más de 2,000 años de antigüedad.

En la cultura inca, esta alineación del sol significaba un favor para fecundar la tierra y procurar bienestar para sus habitantes. Para esto, los sacerdotes, líderes del ejército y el emperador brindaban por el sol junto al pueblo.  Para los celtas, estas fechas eran referentes a fiestas en honor al sol y el principio masculino. Se dice que se encendían grandes antorchas en las colinas, que según la tradición, entre más resistía el fuego, más agradecida sería la tierra y así el campo.

observatorio de chankillo
Foto por salvemoslahuasca

En la antigua Grecia, estas fechas eran para venerar a Dioniso, dios de la fertilidad y el vino, así como a Apolo, dios de las artes. A ambos se le rendía culto con desfiles y festivales. Para los griegos, los equinoccios y solsticios eran puertas que permitían a los hombres tener los privilegios de los dioses. 

Dentro de algunas culturas germánicas se le rendía culto a Ostara o Eostre, diosa de la primavera. Esta celebración dio paso a lo que hoy se conoce como pascua en inglés: Easter. Estos días representan la primera siembra del año, el renacimiento interior y la fertilidad. Este despertar de la naturaleza fue simbolizado con un huevo que al regalarlos se ofrece un año pleno.

diosa ostara - diosa eostre
Foto por eleansar

De vuelta a Mesoamérica, Teotihuacán es considerado como uno de los centros ceremoniales más grandes del México antiguo. Este lugar guarda una estrecha relación con la adoración al sol, tanto así que una majestuosa pirámide le rinde culto. Cultos que hasta la fecha continúan siendo comunes, manifestadas en peregrinaciones, rituales y danzas para recibir la energía de los rayos del sol. Sin embargo, lo más sorprendente ocurre en el palacio de Quetzalpapálotl, el cual deja ver un efecto de luz y sombra en sus almenas; similares a los que se conoce en Chichén Itzá.

¿Ya conoces Chichén Itzá? Descubre nuestros mejores consejos para el tour: 5 cosas para recordar durante tu viaje a Chichén Itzá

palacio de Quetzalpapálotl en Teotihuacán
Foto por aldeahost

Chichén Itzá es uno de los sitios mundialmente conocidos para celebrar el equinoccio por el gran conocimiento astronómico y matemático que rodea a la cultura maya. Dentro de esta ciudad sagrada se encuentra el castillo de Kukulkán, en donde cada 21 de marzo se puede apreciar el descenso de la serpiente emplumada, la deidad más importante para los mayas. Esto se ve representado con un juego de sombras formadas al transcurrir los minutos de la tarde.

Otro ejemplo del gran culto hacia el sol y los estudios del cielo por parte de los mayas es el efecto solar que se produce en la zona arqueológica de Dzibilchaltún.

equiniccio en chichén itzá
Foto por vozdelamujer

¿Te interesa ser testigo de este asombroso fenómeno? Descubre los mejores consejos: 4 cosas que necesitas saber para disfrutar el equinoccio en Chichén Itzá

el equinoccio para las culturas del mundo