Conociendo la Maravilla Natural

Un recorrido por Xel-Há fuera de lo ordinario

 

¿Te imaginas estar todo un día en una Maravilla Natural? Disfrutando de una inigualable vista, admirando los colores vibrantes del mar, recorriendo caminos en bicicleta y comiendo hasta que no puedas más. Visitar Xel-Há es mucho más que solo nadar en el río, aquí te compartimos 19 actividades que puedes hacer si no quieres nadar.

 

Web

 

1.- Viajar en el tiempo con la Maqueta de Tulum

Al llegar a Xel-Há te encontrarás con la inmensa maqueta de 15 por 6 metros expuesta en la entrada principal; una reproducción e interpretación de la vida y de las costumbres de Tulum en tiempos de los mayas. Las 4,000 piezas en miniatura que la decoran, están completamente construidas y pintadas a mano.

 

Web

2.- Comer hasta que ya no puedas más

Te recomendamos llegar temprano para que puedas disfrutar del desayuno bufete, donde encontrarás fruta fresca, jugos naturales, café recién hecho y comer unos deliciosos hot cakes o unos ricos chilaquiles. A la hora de la comida podrás escoger entre un menú Internacional en el restaurante Chula Vista, una exquisita selección de carnes a la parrilla en el Jardín Corona, un snack energético en La Terraza o un menú de comida mexicana en La Cocina del Pueblo, y si no quieres escoger, siempre puedes comer en todos, ¿por qué no?

 

Web

3.- Observar de cerca el Meliponario

Xel-Há es el hogar de la abeja melipona, considerada sagrada para los mayas, los cuales domesticaron a esta abeja sin aguijón para obtener miel y cera utilizadas en ceremonias religiosas. En el Meliponario podrás ver de cerca los troncos jobones, dónde habita esta especie. En Xel-Há se celebra una cosecha de miel tradicional dos veces al año, limpiando sus colmenas y recabando la miel durante las lunas llenas de junio y diciembre.

 

Web

 

4.- Conocer una Muralla con mucha historia 

Este sitio está lleno de historia, para muestra de ello podrás observar esta Muralla Maya que representa los primeros rastros de presencia humana en Xel-Há. Fue construída en el siglo XII para proteger a este importante puerto comercial maya hasta la llegada de los españoles en el siglo XV. En su inscripción podrás leer detalladamente acerca del pasado maya y su historia.

 

Web

 

5.- Descubrir la Tierra de Huh en bicicleta

Hay varias formas en las que puedes recorrer los senderos de este paraíso, una de las más divertidas es en bicicleta. El recorrido dura aproximadamente unos 10 minutos, y si tienes suerte, puede que te toque ver a una familia de coatíes pasando o seguramente te encontrarás a muchas iguanas en el camino, no por nada es la Tierra de Huh.

 

Web

 

6.- Conocer el Jardín de los Chacahs

Xel-Há está lleno de secretos, y uno de ellos es el Jardín de los Chacahs, un lugar que fue creado para conmemorar a las celebridades que visitan el Parque, invitándolos a plantar un árbol y dejar un breve pensamiento para la posteridad. Aquí podrás ver los mensajes grabados en piedra y los Chacahs que celebridades como Carlos  Monsiváis y Chespirito plantaron.

 

Web

 

7.- Volar por la selva en bicicleta

Una actividad extraordinaria para los amantes de la naturaleza. En Zip-Bike recorrerás la selva de Xel-Há a 7 metros de altura, pasarás arriba de cenotes y entre cuevas de murciélagos. Si tienes suerte, podrás ver a aves, coatíes y a los curiosos patos pijijes nadando en su hábitat natural.

 

Web

 

8.- Visitar el Observatorio Subacuático

Un lugar único donde podrás bajar y observar la diversidad de peces que vive en Xel-Há sin tener que meterte al agua. Podrás encontrar el Observatorio Subacuático cerca del Bar del Puente.

 

Web

 

9.- Tomar bebidas tropicales ilimitadas

¿Qué tal una Piña Colada o una cerveza helada para refrescarte? Aquí podrás disfrutar de las mejores bebidas tropicales mientras estás acostado en una hamaca, y lo mejor es que todas las bebidas están incluidas en tu entrada. Nuestra recomendación es el coctel de la casa: Xel-Há.

 

Web

10.- Recorrer un Vivero único

Aquí podrás observar una gran variedad de plantas nativas y especies en peligro de extinción. Todas las plantas que encuentres en el Vivero de Xel-Há, tienen un valor histórico que data de la antigua cultura maya, y que son de vital importancia hoy en día para las comunidades de la Península de Yucatán.

 

Web

Haz que tus recuerdos duren para siempre, lee: Cómo aprovechar tu paquete de fotos

 

11.- Volar un papalote en la Playa 

Una actividad muy divertida tanto para chicos como para grandes. Volar un papalote en la Playa de Xel-Há es una experiencia extraordinaria, ya que el viento es perfecto para que éste baile en el aire, y el paisaje del mar es magnífico para tomar cientos de fotos.

 

Web

 

12.- Cruzar el Puente Flotante

A primera vista puede parecer un camino inofensivo, pero este curioso puente que separa a la Caleta del mar abierto, es todo un reto de equilibrio. Sentirás como si estuvieras a punto de caer al agua mientras vas cruzando el puente, y aunque tiene barandales, el desafío es cruzarlo sin agarrarse de ellos.

 

Web

13.- Caminar entre Senderos por la Selva

Hay algo que hace muy especial a este sendero, se trata de una selección de frases inspiradoras impresas en rocas a lo largo del trayecto. Así que presta mucha atención cuando camines por aquí, ya que podrás ir leyendo reflexiones que generan conciencia de respeto y conservación de la naturaleza.

 

Web

14.- Recorrer una Gruta Ancestral 

A simple vista puede parecer un simple camino de la Maravilla Natural, pero es nada más y nada menos que una gruta, en la cual podrás admirar paredes de fósiles de moluscos extintos, e incluso las partes de un antiguo arrecife. La Gruta el Dorado comprueba la teoría de que esta región de Quintana Roo estaba totalmente cubierta por el océano hace cientos de años.

 

Web

 

15.- Maravillarte con los Cenotes

Uno de los rincones más míticos de la Maravilla Natural son definitivamente los cenotes, formaciones de agua dulce que se encuentran en el corazón de la selva. Pasando el Puente Flotante, podrás encontrar los cenotes Paraíso y Aventura, ambos son áreas protegidas, por lo cual se prohíbe nadar en ellos.

 

Web

 

16.- Relajarte en medio de la selva

¿Qué pasaría si le agregas un spa a un lugar que ya es relajante por sí solo? Esta actividad extraordinaria es perfecta para los amantes de los masajes y los tratamientos naturales. En el Spa de Xel-Há encontrarás un espacio de paz y armonía rodeado de naturaleza.

 

Web

 

17.- Sentarte y observar la naturaleza 

Puede sonar a una actividad muy sencilla, pero te aseguramos que este es uno de los placeres más simples de visitar este lugar. Hay muchísimos lugares escondidos en los que podrás sentarte a disfrutar de una increíble vista.

 

Web

 

18.- Acostarte en una hamaca

Una actividad que no requiere nada más que acostarte y relajarte. Especialmente después de comer en el delicioso bufete, tomar una siesta bajo las palmeras no tiene comparación.

 

Web

19.- Ir a comprar recuerditos

Sabemos que al final del día vas a querer contarle a todos sobre tu día en Xel-Há, es por eso que podrás ir de compras y elegir entre una infinidad de recuerditos en nuestras tiendas. Desde peluches, playeras, tazas, hasta imanes, todo lo que te puedas imaginar lo podrás encontrar ahí.

 

Web

 

Así que no te preocupes, si no tenías ganas de meterte a nadar, estas actividades harán que pases un día inolvidable y diferente.

¿Cuántos de estos momentos has vivido en Xel-Há?