Rescate y rehabilitación: cómo es un hospital de tortugas

Esfuerzo, atención y cariño

Al cuidado de la tortuga marina

En Xcaret nos apasionan los animales; ya te contamos algunos datos interesantes sobre nuestras guacamayas y ahora es el turno de las queridas tortugas marinas. Al ser especie en peligro de extinción nos tomamos muy en serio su cuidado; a tal grado que nos comprometimos a ayudar a las que están fuera de las instalaciones del parque.

Web

Las tortugas son seres enigmáticos y encantadores que necesitan cuidados muy especiales; en Xcaret estamos orgullosos de ser una institución que se preocupa por ellas. Para darles la atención necesaria contamos con un hospital especial para ellas avalado por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA). Es una instalación única en su tipo a nivel nacional y reconocida en el extranjero.

Las tortugas marinas son muy demandantes de cuidado médico a comparación de otras especies. Ellas no nos dan tregua: necesitan revisiones periódicas de piel y peso, así como ajustes de dieta frecuentes. Demanda mucho tiempo a toda la gente involucrada”, nos cuenta Ana Cecilia Negrete, médico veterinaria y coordinadora del programa. Actualmente tiene cerca de 200 ejemplares dentro del parque bajo su cuidado.

Web

La tarea cotidiana de este departamento es el bienestar de las tortugas que se encuentran en el parque. Por ejemplo tratar enfermedades comunes como la dermatitis ulcerativa, estomatitis y rinitis (infecciones en piel,  boca y nariz, respectivamente). Así mismo se creó una dieta especial para jóvenes y adultos: los primeros comen una gelatina de pescado enriquecida con vitaminas y minerales, mientras que los mayores se alimentan de croquetas fabricadas especialmente para ellos.

Ana nos cuenta que los dos retos más grandes que enfrenta su departamento son la concientización para la conservación de las tortugas marinas y su ambiente, y atender a los ejemplares que llegan al hospital. Los llamados pueden ir desde un ejemplar varado en una playa hasta emergencias médicas graves como ataques de otros animales o accidentes con embarcaciones.

Lee más:  Tortuga “Maya” regresa al mar

Web

Los organismos son recibidos en el parque; se les hace una evaluación primaria y se aplican primeros auxilios. Tras estabilizar al ejemplar se hacen estudios específicos, como rayos X o muestras de sangre, para lograr un diagnóstico. Después de la rehabilitación del ejemplar se procede a marcarlo y liberarlo.

Entre los casos más duros del hospital están los de Esperanza y Campechana. La primera fue atacada por perros mientras intentaba anidar; tuvo heridas tan graves que sus aletas frontales debieron ser amputadas. Tras casi ocho años desde su accidente, Esperanza aún se encuentra en recuperación dentro del hospital de Xcaret y debido a su condición no podrá ser liberada.

Web

El incidente de Campechana derivó en una fractura de cráneo que dejó expuesta la glándula de la sal, encargada de filtrar la sal de mar que ingieren las tortugas; si este órgano falla la tortuga muere. Para su tratamiento se necesitó aplicar miel de abeja en la herida para generar un tejido fibroso. “Yo pensé que no la libraba, además dejó de comer por tres meses. Durante dos años batallamos con ella para recuperarla y liberarla”, dice Ana Negrete.

Los procesos de curación pueden tardar meses o hasta años: “después tenemos temporadas donde no liberamos a ninguna, porque aún no están sanas, o años donde liberamos a más de 20 tortugas”, explica Ana. La liberación llega cuando el ejemplar está perfectamente sano y puede valerse por sí mismo. Posteriormente el departamento notifica a PROFEPA, quienes acuden a documentar la reinserción a la vida silvestre.

Web

Ana Cecilia recuerda los inicios del hospital de tortugas y nos cuenta sus sensaciones tras más de una década laborando en Xcaret: “Mucho ha cambiado. Esto es un triunfo que nos costó nueve años (…) empezamos de no tener nada y ahora somos un monstruo (…) Esta es mi casa, mis tortugas son lo máximo y tengo un apego muy fuerte a ellas. Yo empecé aquí con el programa de tortugas y lo vi crecer. Para mí es lo mejor que hay”.

¿Te imaginabas que en Xcaret se hiciera esta labor? ¿Sabías que gracias a tu visita Xcaret y Flora, Fauna y Cultura de México A.C. ejecutan el programa de conservación de la tortuga marina más importante en México? Este programa ha liberado más de 7.5 millones de crías en los últimos 25 años.

Lee más: Formas de Ayudar a las Tortugas Marinas

Francisco Martínez
Ama la comida mexicana, los deportes, fotografiar paisajes y a las guacamayas