Los sabores de Xcaret

Enalteciendo la comida mexicana

Un día en las cocinas de Xcaret

¿Alguna vez has comido en Xcaret? De ser el caso, habrás notado que en el parque tenemos una amplia variedad de restaurantes para todos los gustos. Actualmente tenemos nueve de estos recintos más varios establecimientos de snacks y bares, así como las cenas en el Gran Tlachco y los eventos especiales. Como te podrás imaginar, esto significa una gran cantidad de comida preparada por día y un gran desafío para nosotros.

Web

Todas estas actividades conforman el área de Alimentos y Bebidas (AyB). Para saber más hablamos con Agustín Cruz, Gerente de AyB Xcaret. A su cargo se encuentra la elaboración de comida para Xcaret y algunas especialidades para otros parques del grupo. Con un promedio de cuatro mil comensales por día (aunque en temporada alta puede subir a diez mil), AyB enfrenta grandes retos para que los visitantes se vayan, literalmente, con un buen sabor de boca.

“Nuestro principal desafío es darle gusto a todos los visitantes porque vienen de varios países y tienen diferentes características y gustos. Debemos ofrecer opciones para que ellos disfruten y estén cómodos en el parque“, explica Agustín, quien además nos asegura que también es  muy complicado asegurar el suministro suficiente para que los alimentos no falten en ningún restaurante.

Web

La actividad dentro de las cocinas de Xcaret comienza a muy temprana hora, cerca de las siete de la mañana. Los colaboradores comienzan a preparar los ingredientes para el día: lavar las verduras y picarlas, cocer las carnes o preparar caldos. Tras una pausa para comer, tienen una reunión de pre-servicio donde se les informan los detalles del día y posteriormente inician la elaboración de alimentos.

Cada restaurante tiene su propia cocina; sin embargo, hay una área de producción anticipada donde se preparan cosas más sencillas, como arroz o frijoles, y después se distribuyen a los demás restaurantes. Aquí también se elaboran los postres que no sólo se reparten dentro de Xcaret, también  se surten a otros parques, como Xplor, Xoximilco o Xel-Ha.

Web

Los platillos se eligen según el concepto del restaurante, aunque todos tienen en común enaltecer la gastronomía mexicana. “Buscamos los platillos mexicanos que más puedan gustarle a la mayoría de los visitantes. De todas maneras tenemos más variedad, como en el restaurante internacional, donde hacemos sushi, paella, pasta, pizza o hamburguesas, por poner un ejemplo”, dice Agustín. De esta manera se busca satisfacer el gusto de todos.

Dentro de Xcaret tenemos un repertorio aproximado de 600 recetas, desde las más sencillas hasta las más complicadas. Estas recetas también dan pie a platillos nuevos, por lo que la variedad alimenticia dentro del parque está garantizada. Sin embargo, la mayoría son platillos mexicanos, lo que se transforma en una responsabilidad extra: presentar de la mejor manera nuestra gastronomía a los visitantes extranjeros.

Web

“Para nosotros es una responsabilidad muy fuerte. No sólo se trata de presentarla, sino también que les agrade; trabajamos mucho en darle un toque internacional para que pueda satisfacer a todos los paladares, es lo más difícil“, cuenta Agustín. Como ejemplo están las salsas que no son picantes o el “adelgazamiento” de sabores muy fuertes, por ejemplo el de la hoja santa.

Martín Torres, Chef en la cafetería La Orquídea, asegura que esto es un orgullo y un gran reto, pues más allá de el sazón y la variedad, buscan la satisfacción del visitante: “nosotros cuidamos mucho el picante en la comida mexicana, pero tampoco podemos dejarlo a un lado. Lo que hacemos es separar las salsas que pican, y las que no”, explica.

Web

El menú de cada restaurant está sujeto a una revisión bimestral. Ésta es la que define, según la satisfacción de los visitantes, los platillos a presentar en el siguiente periodo. Otra cosa a destacar es que llevamos ocho años manteniendo el Distintivo H de la Secretaría de Turismo. Éste se encarga de la inocuidad de los alimentos, es decir, las condiciones y prácticas que aseguran la calidad de la comida que ofrecemos.

Para Martín Torres trabajar en Xcaret es algo especial, ya que “como mexicano, es un gran orgullo dar a conocer nuestra gastronomía”. ¿Tú qué experiencias has tenido en nuestros restaurantes? Cuéntanos qué es lo que más te ha gustado. Por ahí dicen que nuestros pozoles y la cochinita pibil son muy buenos… ¿es cierto?

Francisco Martínez
Ama la comida mexicana, los deportes, fotografiar paisajes y a las guacamayas