10 cosas sobre las guacamayas de Xcaret

Coloridas, impresionantes y gritonas

¿Qué debes saber sobre las guacamayas?

 

Lo sabemos, son lo primero que viste cuando llegaste al Parque, y te encantaron… a nosotros también. Las guacamayas nos cautivan con ese colorido plumaje, gracioso contoneo y un graznido que retumba en nuestros oídos. A continuación te vamos a contar diez cosas que probablemente no conocías de ellas.

Guacamaya

1. ¿Cuántas guacamayas hay en Xcaret y de qué tipo son?

Hay muy pocas zonas en el parque donde no se hagan presentes. Y es que en todo Xcaret contamos con 885 ejemplares bajo nuestro cuidado. Hay diferentes subespecies de estas aves; las que hay dentro de nuestras instalaciones son la guacamaya roja, o Ara Macao, y la guacamaya verde, o Ara Militaris.

Leer más: El nuevo aviario de Xcaret

 

2. Necesitan de mucho cuidado

Las guacamayas viven cerca de 40 años, pero en cautiverio pueden llegar hasta los 70. Durante todo este tiempo necesitan de mucha atención. Su dieta incluye croquetas especiales, fruta y una masa compuesta por maíz y vegetales, todo distribuido en tres comidas por día; además, en la temporada de reproducción se agregan suplementos alimenticios.

Mantenerlas entretenidas también es una parte importante, es por esto que se les colocan maderas y juguetes para que puedan morder; de lo contrario las aves muy activas arrancarían sus propias plumas y agredirían a otros ejemplares. Así mismo los entrenadores están al pendiente de cualquier anomalía en su comportamiento -como vómito, diarrea o tristeza- que les sirva para diagnosticar y tratar enfermedades.

3. Están separadas por su rol en el parque…

Después del nacimiento de una guacamaya los departamentos encargados deciden hacia qué área será dirigida: reproducción, vuelo o exhibición. El primer grupo está destinado al programa de conservación de Xcaret, donde posteriormente serán liberadas en Veracruz o Chiapas. Las aves de vuelo son las que puedes ver en México Espectacular y otros eventos; mientras que las de exhibición están distribuidas en perchas por el Parque o en los hombros de nuestros fotógrafos.

Web

4. …y la separación no es al azar

Los cuidadores se fijan en factores como el linaje, energía, sociabilidad y carácter para la selección. La primera división se da incluso antes del nacimiento de las crías: los padres participan en un estudio genético que determina cuáles serán los polluelos más adecuados para el proyecto de reintroducción.

El segundo filtro dicta las actividades a realizar dentro del parque. Nanci Vargas, encargada de acondicionamiento, cuenta cómo selecciona las guacamayas destinadas a vuelo: “Tienen que ser las más sociables, que se dejen acariciar, las menos nerviosas; si son nerviosas nos tardamos más en educarlas y cuando están afuera se asustan y vuelan más lejos”.

5.  Son románticas y fieles

Las guacamayas son una especie monógama, esto quiere decir que sólo tienen una pareja durante toda su vida. El lenguaje corporal de estas aves es muy claro cuando comienzan a formar parejas: el dúo se separa de los demás, comienzan a acicalarse, alimentarse y tienen las pupilas dilatadas.

El personal de Xcaret procura mantenerlas juntas: “Si tratas de separarlas comienzan a gritar, a buscar a la otra (…) si están apartadas suelen escaparse para localizar a su pareja; y siempre la encuentran, aunque esté en el otro lado del parque. En época de reproducción no quieren salir; no quieren tener contacto con nosotros”, nos cuenta Nanci.

Web

6. Ocasionalmente no son tan obedientes 

La educación de las guacamayas de vuelo debe ser más dedicada, para lograr que regresen. Mediante condicionamiento con alimento y otros premios se busca hacer una fuerte alianza entre el ave y su entrenador. Sin embargo, esto a veces no impide que los animales vuelen lejos de Xcaret.

Cuando esto sucede se comienza una búsqueda que puede durar días y abarcar decenas de kilómetros. “Me ha tocado caminar nueve días seguidos, desde la madrugada hasta la noche. No te rindes hasta encontrarla, es como un hijo perdido“, explica Nanci.

7. México Espectacular exigió una preparación espectacular

Las guacamayas que ves en México Espectacular sólo tienen esa tarea; para esto tienen una dieta con más proteína y un descanso prolongado. Éstas guacamayas son especiales pues duermen durante el día y vuelan de noche en el espectáculo.

Las aves dedicadas al vuelo comienzan haciendo distancias cortas, con el tiempo los recorridos son más largos y  después tuvieron que reconocer el escenario para practicar sus traslados en él. Las guacamayas tuvieron que ser sensibilizadas a la música, luces y visitantes para que éstos no fueran un factor de distracción. Fue un proceso más largo y complicado que el del resto de los ejemplares.

Web

8. Son sociables e inteligentes, pero ¡aguas!

Las guacamayas del parque son animales muy sociables; generan vínculos fuertes con sus entrenadores y las personas que cuidan de ellas. Ellas suelen estar acostumbradas al contacto con los visitantes y al ruido de la gente. Sin embargo, hay un periodo donde cambia su ánimo y hay que tener cuidado.

Karol Sepúlveda, coordinadora del área de reproducción de aves, explica que durante la época de reproducción las aves se vuelven un poco agresivas: “Son protectoras (…) si entra una persona desconocida al área de reproducción ellas gritan muchísimo; si acercas tu mano podrían morderte.”

9. La reproducción en Xcaret es todo un éxito

Desde 1993 Xcaret comenzó con un programa de reproducción con el objetivo de repoblar algunas zonas del país. Ésto le ha valido romper dos veces, 2009 y 2013, el Récord Guinnes por la mayor cantidad de guacamayas nacidas en una misma instalación con 105 y 132, respectivamente. Actualmente nacen entre 80 y 100 crías al año.

En su hábitat natural las guacamayas ponen entre dos y tres huevos por año, mientras que en el parque se logran dos puestas de tres o cuatro huevos cada una. Karol Sepúlveda asegura que esto es gracias al trato que se le da a los polluelos y sus padres. Las instalaciones de conservación donde se ubican a las parejas y sus crías son diferentes y cuentan con mayores comodidades, además de que en este proceso las aves tienen una dieta especial.

Lee más: Programa de reproducción de guacamayas

Web

10. La vida en libertad también necesita de un entrenamiento

El programa de conservación iniciado en Xcaret no sólo consiste en reproducir y liberar guacamayas. Las crías que se destinan a esta área tienen una preparación previa a su independencia, la cual se da en una jaula especial que simula el entorno del que será su futuro hogar.

En este pequeño aviario se dan lecciones de convivencia y supervivencia. Se busca que tengan relación con otras especies, como águilas o zopilotes, y otros animales, como perros. También se intenta que las aves aprendan a huir de la caza ilegal, para esto los entrenadores se disfrazan y asustan a las guacamayas con redes y sacos.

Lee más: Guacamaya roja vuela libre en México

Web

Como podrás ver, estos animales son muy especiales y tienen una gran historia detrás. Para nosotros son parte esencial de Xcaret y disfrutamos mucho de su presencia y alegría. Cuéntanos tu opinión sobre las guacamayas: ¿qué experiencias tuviste con estas aves en el parque? ¿ya sabías algún dato de los que te contamos?

Francisco Martínez
Ama la comida mexicana, los deportes, fotografiar paisajes y a las guacamayas